Bolivia: presionada, Añez presentó un proyecto para llamar a elecciones

La iniciativa del gobierno interino busca anular los comicios del 20 de octubre (en las cuales la OEA detectó varias irregularidades), convocar otros y designar nuevas autoridades en el Tribunal Supremo de Justicia, aunque no dio detalles sobre plazos.

Los legisladores bolivianos se reunirán para tratar de acordar una transición hacia las nuevas elecciones y tratar de llevar paz a un país que ya registra 30 muertes desde los cuestionados comicios del 20 de octubre.

La presidenta interina Jeanine Añez presentó esta tarde el 'proyecto de ley de régimen electoral transitorio 2020' para convocar a nuevas elecciones. "Este proyecto puede ser perfectible. Quisiéramos, como gobierno, que se lo considere como un documento base para generar un consenso nacional. (...) Podrán enriquecerlo, podrá tener modificaciones pero creo que el objetivo central es la pacificación de toda Bolivia", declaró Añez en conferencia de prensa.

El proyecto de ley presentado por Añez, fue elaborado en base a recomendaciones de la Organización de los Estados Americanos y de la Unión Europea, y tiene tres objetivos: declarar la nulidad de las elecciones del 20 de octubre; convocar a elecciones generales; y designar a los miembros del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y de los tribunales electorales departamentales, para lo que el proyecto estima un plazo máximo de 15 días, luego de la promulgación de la ley. 

Bolivia: la OEA presiona a Añez para que llame a elecciones "urgentemente"

Añez ratificó su "compromiso para que este gobierno de transición pueda llevar adelante un proceso electoral de manera transparente, un proceso electoral que garantice a todos los bolivianos que el resultado que vayamos a tener del resultado en las urnas sea respetado", apuntó en relación a los últimos comicios del 20 de octubre. Confirmó que será la Asamblea Legislativa la encargada de elegir a las nuevas autoridades del TSE (detenidas y acusadas de fraude electoral) y de los tribunales electorales departamentales (son 9, algunos de ellos han sido quemados en el contexto de las protestas sociales), para poder agendar un calendario electoral 

"Esperamos que los diferentes sectores, partidos políticos, con la cooperación internacional que se ha brindado a acompañarnos en este desafío puedan sentarse, puedan opinar, puedan presentar opciones, pero que el resultado sea en beneficio de todos los bolivianos", continuó. Y -al igual que a la mañana, cuando Añez dijo "Si Dios lo permite, vamos a lanzar la convocatoria a elecciones, como todo el país lo está demandando"- cerró su discurso con una nueva referencia religiosa: "Que Dios permita que así sea, que Dios permita que tengamos elecciones transparentes, que Dios ilumine a la Asamblea Legislativa para que puedan elegir personalidades probas, con méritos, capaces, que garanticen a todos los bolivianos un proceso transparente". 

Crisis en Bolivia: crece la presión para llamar a elecciones

Por su parte, el ministro de Justicia, Álvaro Coímbra, dijo que los plazos para la elección "van a  venir conforme a las recomendaciones de los organismos internacionales con los cuales nosotros nos hemos reunido, con los sectores con los cuales nos estamos reuniendo". Aclaró también que más temprano había recibido en la sede del ministerio a todos los candidatos que habían participado de la elección de 20 de octubre y a los representantes de partidos políticos.

En cuanto a cómo podría quedar configurado el escenario de estos comicios, Coímbra dijo que "todas las alianzas anteriores han desaparecido, eso quiere decir que todos los partidos políticos están libres". 

Y si bien el ministro prefirió no dar detalles sobre qué puede pasar si el proyecto no avanza en la Asamblea, dijo que "otras situaciones aparte de este se verán si es necesario" y que "nosotros estamos yendo por el conducto que debemos ir, por donde nos pide la institucionalidad boliviana y por eso estamos presentando este proyecto de la presidenta Añez", concluyó.

Tags relacionados