Bolivia: las protestas contra el golpe desbordan a la Policía e intervienen las FF.AA.

Sectores indígenas, de mineros y una parte considerable de la población de El Alto, en la Paz, se lanzaron a la calle para protestar contra la caída del presidente.

La crisis en Bolivia se agrava y adquiere nuevas formas. Hasta hace pocos días, la calle había sido ganada por los sectores que respondían al líder opositor Luis Fernando Camacho, cuyas violentas manifestaciones más el pedido militar al gobierno para que de un paso al costado obligaron al presidente Evo Morales a renunciar, retirarse al Chapare y pedir el asilo en México. Consumada la caída de Morales, los disturbios no cesaron pero ahora cuentan con el contrapeso de las manifestaciones que rechazan el golpe contra Morales, en particular los sectores indígenas, mineros y una parte considerable de la población de El Alto, en la Paz, un barrio populoso que se ganó el mote de combativo sobre todo en la rebelión que acabó con el gobierno de González Sánchez Losada, en 2003. 

El comandante en jefe de las Fuerzas Armadas (FFAA), Williams Kaliman, informó que desarrollarán operaciones conjuntas con la Policía para resguardar la seguridad de la población a nivel nacional. pic.twitter.com/F3hbDRk1Td

— RTP Bolivia (@rtp_bolivia) November 12, 2019

La situación está tornando ahora hacia una revuelta de los seguidores de Evo Morales, que están desoyendo los pedidos del ahora expresidente para mantenerse en sus casas y no recoger el guante de las “provocaciones .

Por eso, Jeanine Añez Chávez, segunda vice presidente del Senado y quien podría ser la mujer al mando de la transición si la confirma la Asamblea Legislativa que se reune mañana, pidió la intervención de las Fuerzas Armadas bolivianas, porque “la policía está superada . 

Así, minutos después, el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas (FFAA) de Bolivia,  Williams Kaliman, informó que desarrollarán operaciones conjuntas con la Policía para resguardar la seguridad de la población a nivel nacional. Dijo que actuarán contra “grupos vandálicos y se comprometió a no disparar “contra los bolivianos .

"El mando militar ha dispuesto que las Fuerzas Armadas ejecuten operaciones conjuntas con la Policía Boliviana para evitar sangre y luto en la familia boliviana, empleando en forma proporcional la fuerza contra los actos de grupos vandálicos que causan terror en la población", señaló en conferencia de prensa.

 La autoridad militar sostuvo que esa determinación fue asumida ante el informe de la Policía referido a que sus efectivos fueron rebasados por grupos “vandálicos que los últimos días se movilizaron en calles de distintas ciudades del país para quemar estaciones policiales, saquear negocios y destrozar propiedades privadas, reportó la Agencia Boliviana de Noticias.

 Ante los hechos violentos, Kaliman llamó a los movilizados a la cordura y la paz y recordó a la población que "nunca" las Fuerzas Armadas abrirán fuego contra ellas.

Por su parte, el comandante General de la Policía, Yuri Calderón, señaló que la Constitución Política del Estado prevé que cuando las fuerzas de la Policía son rebasadas a través de un informe oficial se debe hacer conocer al Comando en Jefe de las Fuerzas Armadas para que, este a su vez, cumpla su misión constitucional del resguardo del orden legalmente constituido.

"En este momento se están elaborando planes operativos de manera conjunta entre las Fuerzas Armadas y la Policía Boliviana para que con esta misión llevemos la paz y la tranquilidad a la ciudadanía que tanto la necesita", manifestó.

Precisó que la misión militar-policial culminará cuando se restablezca la paz en todo el territorio boliviano.

Calderón denunció que varias unidades policiales fueron quemadas y saqueadas en desmedro de la inversión que hizo el pueblo boliviano.

"A partir de esta noche vamos a realizar patrullajes intensivos acompañados de los miembros de las Fuerzas Armadas del Estado, queremos llevar tranquilidad y paz a las familias bolivianas", reiteró.


 

Tags relacionados