Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Bob Dylan ganó el Nobel de Literatura 2016

Es por “haber creado una nueva expresión poética”.

Bob Dylan ganó el Nobel de Literatura 2016

El cantautor y poeta estadounidense Bob Dylan fue distinguido hoy con el Nobel de Literatura “por haber creado una nueva expresión poética dentro de la gran tradición musical estadounidense”, anunció la Real Academia de Ciencias de Suecia.

Dylan, de 75 años, es considerado una de las figuras más influyentes de su generación.

En 2007 fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes y un año después con el Pulitzer de honor, recordó la agencia DPA.

El galardón más prestigioso de las letras está dotado con ocho millones de coronas suecas (unos 930.000 dólares) y se entregará en Estocolmo el próximo 10 de diciembre, día en que se conmemora la muerte del inventor de la dinamita Alfred Nobel.

Desde su aparición en la escena musical a principios de los ’60, el músico estadounidense marcó una diferencia sustancial respecto al resto de los artistas populares, con canciones cuyas letras, influenciadas por los grandes poetas clásicos, significó un faro para un emergente movimiento juvenil obnubilado por el rock.

Con canciones de extracción folk que rescataban temáticas referidas a la explotación de la clase trabajadora, aunque con una exquisita prosa que lo diferenciaba del blues, Bob Dylan se convirtió en el niño mimado de la juventud estadounidense, sobre todo entre los grupos universitarios.

A lo largo de su trayectoria, también se caracterizó por los virajes que dio en distintos momentos a su carrera, aunque siempre con especial cuidado en su aspecto lírico, el cual dotó a la música popular de todo un nuevo lenguaje.

Nacido bajo el nombre de Robert Zimmerman, en Minnesota, adoptó su mote artístico del poeta Dylan Thomas, en un gesto que dejaba en claro el lugar que venía a ocupar dentro de la cultura popular.

Composiciones como ‘Blowind in the wind‘ y ‘The times they are a-changin‘ prácticamente obligaron a la juventud a contemplar la posibilidad de que la música que consumía no debía limitarse a líricas referidas a las ganas de bailar rock un sábado por la noche, como principal símbolo del enfrentamiento generacional con sus padres.