U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Bebé gritón, símbolo de la protesta contra la presencia de Trump en Londres

Miles de personas marcharon contra la visita oficial del mandatario estadounidense al Reino Unido, donde fue recibido por la primera ministra Theresa May. El inflable es naranja, mide 6 metros, lleva pañales y hasta un celular.

Boneco inflável de

Boneco inflável de

Un inflable que simula a un bebé con la cara de Donald Trump fue lanzado esta mañana en Londres previo a la manifestación en la que varios miles de ingleses marcharon contra la visita del mandatario al Reino Unido.

El lanzamiento del globo, que quedó sujeto enfrente del Parlamento de Londres, es parte de las protestas contra la visita del presidente estadounidense, quien se se quedará en el reino hasta el domingo, cuando parta a Helsinki para verse con Vladimir Putin.

El inflable fue erigido por un grupo de manifestantes entre la euforia de la multitud congregada y se espera que flote en la plaza del Parlamento, colindante al emblemático edificio neogótico, durante unas horas. Se estima que perseguirá a Trump hacia donde vaya, si las autoridades lo permiten.

El bebé en pañales, con un copete y un teléfono celular para tuitear, se elevó sobre el palacio de Westminster, que alberga las dos cámaras legislativas y que este viernes es centro de las protestas contra las políticas del magnate sobre varios temas que van de la inmigración y las relaciones raciales, a las mujeres y el cambio climático.

"Esperamos que a cualquier lugar que Trump vaya, escuche y vea la fuerza de una opinión británica que lo rechaza no sólo como persona y sin importar qué tan desagradable es como persona, sino las políticas que representa", declaró Asad Rehman, organizador de las llamadas "Protestas en Reino Unido Contra la Visita de Trump".

En la cercana avenida Whitehall, donde se encuentra la sede del Gobierno y varios ministerios, se paseaba además con un peluquín rubio un robot de la popular serie británica de ciencia ficción Doctor Who, para delicia de los turistas.

El alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, defendió este viernes su decisión de autorizar el vuelo del "bebé Trump", criticado por los conservadores, al afirmar que no es su papel "ejercer de censor" o determinar si una protesta es "de buen o mal gusto".

La visita de Trump y su esposa, Melania, a este país está marcada por numerosas protestas, especialmente en Londres, ciudad que la pareja trata de evitar a toda costa para eludir el rechazo de la población.

También hay protestas en las localidades de Aylesbury, cerca de Chequers, donde Trump se reunió este viernes con la primera ministra, Theresa May, en la ciudad norteña de Manchester y en Glasgow, Escocia, donde el presidente y su esposa pasarán el fin de semana en una visita privada. 

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar