Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Baja de importaciones provocó un superávit comercial récord en Brasil

El año 2016 finalizó con datos positivos en la balanza exterior, pero el dato se explica más por la caída del consumo que por el aumento de las exportaciones

Baja de importaciones provocó un superávit comercial récord en Brasil

La balanza comercial brasileña cerró 2016 con un superávit récord de u$s 47.692 millones, cifra que superó ampliamente el saldo positivo de u$s 19.685 millones registrado el año anterior y es la más alta de la serie histórica iniciada en 1989, según datos del Ministerio de Industria, Comercio Exterior y Servicios.

El récord anterior se había registrado en el 2006, cuando se registró una cifra de u$s 46.450 millones.

El saldo positivo resultó de exportaciones por un valor de u$s 185.200 millones frente a importaciones que alcanzaron u$s 137.500 millones, detalló el secretario de Comercio Exterior, Abrao Neto.

De todas formas, la notable diferencia no resultó de una expansión sustantiva de las ventas al exterior, sino a una considerable caída de las compras.

Mientras la media diaria exportadora cayó 3,5% respecto a 2015, el propio indicador en el caso de las importaciones declinó un 20,1% en comparación con el ejercicio anterior.

Con relación a la denominada cuenta-petróleo, tradicionalmente deficitaria, por primera vez en 2016 cerró con saldo positivo de u$s 410 millones.

El funcionario aclaró que "se trata de un superávit coyuntural y no estructural". En cuanto a los motivos, señaló que se debió a tres factores: la caída del precio internacional del petróleo, la reducción del consumo causada por la crisis y el aumento de la producción nacional destinada a las exportaciones.

Si en los próximos 12 meses se logra un escenario de recuperación de la economía brasileña puede que las exportaciones e importaciones aumenten por primera vez desde 2014, agregó Neto.

Respecto de las expectativas del mercado sobre el PBI y la inflación de 2017, el boletín Focus señaló que esperan que la economía mejora un 0,5% y la inflación trepe un modesto 4,87%.

Desde la fundación Getulio Vargas, señalaron al respecto que, luego de haber visto un avance del Costo de Vida del 6,18% en 2016, se prevé una desaceleración que llegaría a 4,6% para el nuevo año.

Paulo Picchetti, coordinador del indicador de inflación señalo que no ve "ningún gran facto que amenace la dinámica de precios para 2017", aunque destacó que es la recesión la que asegurará que la calma en el nivel de precios.

Los datos de la actividad industrial, en cambio, continuaron con una importante retracción en el último mes de 2016, de acuerdo con el Índice de Gerentes de Compras (PMI). Desde un 46,2 del mes de noviembre cayó a 45,2 en diciembre, el mínimo en seis meses.