Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

"Amenazan con separarnos", alertó Hillary en la carrera contra Trump

El gran desafío es seducir a los votantes díscolos e ilusionar a las bases demócratas. Habló sobre los atentados y convocó a los norteamericanos a trabajar "juntos"

Hillary aún debe remontar las encuestas que dan ganador a Trump

Hillary aún debe remontar las encuestas que dan ganador a Trump

Hillary Clinton cerró la Convención Demócrata que celebró durante cuatro días en la ciudad de Filadelfia y así dio comienzo formal a la campaña hacia las elecciones del 8 de noviembre donde competirá con el magnate republicano Donald Trump por la presidencia de los Estados Unidos. Con la aceptación formal a la nominación como candidata por su partido pasó a convertirse en la primera mujer con chances reales de llegar a la Casa Blanca.

En un discurso que quedará en la historia, intentó convencer a los indecisos y a los díscolos de su partido y alertó sobre "un momento crucial" para su país. Dijo que "depende realmente" de los ciudadanos "trabajar juntos" para superar ese desafío de salir adelante. "Fuerzas poderosas amenazan con separarnos. Los lazos de confianza y respeto se deshilachan. Y al igual que nuestros fundadores no tenemos garantías. Realmente depende de nosotros", indicó sin evitar hablar sobre la seguridad nacional, en un contexto difícil.

"De Bagdad a Kabul, de París a Niza y Bruselas, de San Bernardino a Orlando, estamos lidiando con enemigos decididos que deben ser derrotados. No hay duda de que los ciudadanos están ansiosos y buscando tranquilidad, buscando un liderazgo firme" subrayó y prometió que su "misión principal", en caso de ganar, será "crear más oportunidades y mejores trabajos con salarios más altos". "Desde mi primer día en el cargo hasta el último. Especialmente en lugares que por mucho tiempo han quedado fuera y han sido dejados atrás", remarcó un día después del discurso del presidente Barack Obama, en el mismo escenario y luego de la respuesta de Donald Trump, su adversario, quien anoche la chicaneaba desde su cuenta en Twitter.

El gran desafío para Clinton es seducir a los votantes de Sanders, ilusionar a las bases demócratas y presentarse como una alternativa al magnate republicano. Entre las intervenciones estelares se destacó la de su hija Chelsea. También hablaron el congresista hispano Joaquín Castro y el gobernador de Nueva York Andrew Cuomo.

El otro protagonista fue el candidato a la Vicepresidencia de Estados Unidos, Tim Kaine quien advirtió en su discurso de aceptación que los estadounidenses "no pueden creer ni una sola palabra que salga de la boca de Donald Trump"."Nunca te dice cómo va a hacer todas esas cosas que dice que va a hacer. Simplemente dice Créanme,  créanme", dijo el senador, de 58 años, quien imitó con sorna al magnate.

Por otra parte desde la Casa Blanca mostraron su malestar por las sospechas de intervención de Rusia en el caso de las filtraciones de los correos de la oficina central del partido demócrata y acusaron a Rusia de intentar "interferir" en los procesos democráticos de otros países. "