Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Alertan que las políticas de estímulo europeas pueden generar efectos secundarios

"En el largo plazo, las consecuencias de tasas de interés bajas son dañinas, como por ejemplo para los fondos de pensiones", sostuvo el ministro de Finanzas de Alemania.

Alertan que las políticas de estímulo europeas pueden generar efectos secundarios

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, criticó las bajas  tasas de interés del Banco Central Europeo, al sostener que son  particularmente perjudiciales para las personas que ahorran para  su retiro.

En paralelo, Benoit Coeure, miembro del consejo ejecutivo del BCE,    sostuvo que estas políticas de estímulo pueden traer riesgos a la estabilidad financiera, la erosión de los precios en los mercados de vivienda y más presiones bajistas a las tasas de interés reales.

"En el largo plazo, las consecuencias de tasas de interés bajas o incluso negativas son dañinas, como por ejemplo para los fondos de pensiones", dijo al diario alemán Frankfurter  Allgemeine Sonntagszeitung.                

En este sentido, el ministro sostuvo que sólo es posible empezar a poner fin a una política monetaria expansiva con la implementación de reformas estructurales y mayor inversión.                

Schaeuble ha advertido varias veces sobre los riesgos que supone la política de bajas tasas de interés del BCE y, en junio, dijo que el gobierno alemán consideraba que sólo deberían mantenerse por un periodo limitado.

Por otro lado, en el marco del congreso de Jackson Hole de la Reserva Federal de Estados Unidos, Benoit Coeure, miembro del consejo ejecutivo del BCE, disertó en el mismo sentido y advirtió que en estas circunstancias los estímulos monetarios podrían verse debilitados y generar efectos secundarios con cada vez mayor frecuencia.                

"Estas (las medidas de estímulo) fueron tomadas ante la suposición implícita de que serían transitorias", dijo Coeure ante el simposio. "Pero si otras políticas económicas no tienen un rol, entonces no podemos descartar que la tasa real de equilibrio siga baja", aseveró.                

"Ante este escenario, podríamos ver que las tasas de corto plazo estarán efectivamente bajas más frecuentemente cuando haya crisis macroeconómicas y el estímulo provisto al reducir las tasas de interés a ese nivel, por supuesto, será mucho más débil", añadió.                

El BCE ha adentrado aún más sus tasas de interés en el territorio negativo y ha dado a los bancos créditos ultra baratos, además de comprar 80.000 millones de euros en activos cada mes, pero la inflación ha seguido cerca de cero y es posible que incumpla su meta del 2% por al menos los dos próximos años.                

Las compras de activos del BCE se extenderán hasta marzo próximo pero sus señales de cautela sugieren que el banco no está apresurado por decidir si prolongar o empezar a reducir el programa, lo que sugiere que la decisión sólo sería tomada en el cuarto trimestre.                

Coeure destacó que el uso más frecuente de herramientas de política económica no convencional genera efectos secundarios notables, como riesgos a la estabilidad financiera, la erosión de los precios en los mercados de vivienda y más presiones bajistas a  las tasas de interés reales.