Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Al borde del colapso, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos cargó contra la OEA

La CIDH comenzó una campaña en las redes para pedir fondos y donaciones. Asegura que si no recibe financiamiento antes del 15 de junio, deberá despedir a la mitad de su personal y suspender audiencias. Y critica a la Organización de Estados Americanos, de la que depende.

Al borde del colapso, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos cargó contra la OEA

Un llamado desesperado irrumpió hoy las redes sociales: la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) difundió un comunicado en el que asegura que está al borde del colapso financiero y que, de no conseguir fondos y donaciones antes del 15 de junio de este año, a partir de agosto ya no podrá pagar los sueldos del 40% de su personal y habrá consecuencias graves para cumplir con su mandato y funciones básicas

"La Comisión lamenta profundamente tener que informar que el 31 de julio de 2016 se vencen los contratos del 40% del personal y no se cuenta en estos momentos con los fondos, ni con la expectativa de recibir fondos, para poder renovarlos", escribieron desde el organismo, y acompañaron el comunicado con una campaña en Twitter bajo el hashtag #CIDHenCrisis.

Además de los salarios de su personal, la CIDH informó que "resulta alarmante el hecho de que esta situación resultará en el desmantelamiento de áreas esenciales en el cumplimiento de su mandato", y que las visitas y las sesiones previstas para este año, a partir de agosto, serán suspendidas en caso de que no se revierta esta crítica situación. 

Según el organismo, en las últimas semanas se realizaron una serie de gestiones para conseguir el financiamiento, incluidas donaciones que ya estaban pautadas desde hace tiempo, pero esos fondos finalmente no llegaron. 

En un duro pasaje, la CIDH apuntó fuerte contra la Organización de Estados Americanos, de la cual depende, por destinarle solo 6% del presupuesto, que alcanza a 5 millones de dólares anuales. 

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos, cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. Está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

El juez argentino Eugenio Zaffaroni, tras renunciar a su cargo en la Corte Suprema del país, juró en febrero de este año como uno de los magistrados del tribunal internacional.