Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Qué es y qué consecuencias trae el default parcial que afecta a Venezuela

El país caribeño entró en ’default parcial’ tras el impago de u$s 200 millones en sus bonos globales, lo que amenaza con desencadenar el incumplimiento de su abultada deuda externa.

Qué es y qué consecuencias trae el default parcial que afecta a Venezuela

Con la reciente calificación de la agencia de riesgo Standard & Poors, Venezuela entró en ’default parcial’ tras el impago de u$s 200 millones en sus bonos globales, lo que amenaza con desencadenar el incumplimiento de su abultada deuda externa.

La agencia calificadora, la primera en declarar el ’default parcial’ de Venezuela, dijo actuar luego de que se cumplieran 30 días de gracia para pagar el cupón de bonos 2019 y 2024. Lo grave es que esto ocurre en momentos en que el gobierno de ese país intenta refinanciar la deuda externa de unos 150.000 millones de dólares.

Pero ¿qué es y qué consecuencias tiene para la crisis del país venezolano entrar en ’default parcial’? 

Un país es considerado en cesación de pagos o ’default’ cuando incumple total o parcialmente con sus acreedores. Estos pueden ser locales o extranjeros, e incluso organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI). 

“Este es el caso de Venezuela que incumplió con un pago de u$s 200 millones y es probable que sea el principio de un cese de pago de toda la deuda para afrontar toda una reestructuración total”, explicó hoy el economista y director de MB, Diego Martínez Burzaco, a El Cronista. 


¿Cuales son las consecuencias?

Un país en ’default’ no consigue créditos y si lo logra es a tasas muy altas. En el caso de Caracas, además, el gobierno de Estados Unidos prohibió en agosto transar nuevos bonos de deuda de Venezuela y de PDVSA. 

Los acreedores, a su vez, pueden eventualmente embargar activos en el exterior. Entre los principales acreedores de Venezuela están China y Rusia, pero también inversores, la mayoría de Estados Unidos. 

En el plano judicial, un país en ’default’ queda expuesto a eventuales represalias de países en los que residen los acreedores. Además, el país queda etiquetado como ‘mal pagador‘, lo cual complica y encarece la obtención de fondos frescos. El FMI podría eventualmente promover un rescate, pero esa posibilidad no está siendo considerada por Caracas. Venezuela aún integra el FMI, pero cortó sus relaciones con el organismo hace 10 años.

“En Venezuela las consecuencias ya las estamos viendo en las tasas de financiamiento y en el Riesgo País que está por encima de los 5500 puntos, obviamente es una situación muy complicada”, evaluó Martínez Burzaco.

“Sin ninguna duda tendrán que sentarse en la mesa de negociación por parte de los acreedores y ver cuál es el plan de pago de Venezuela y la propuesta que propone, pero seguramente va a llevar un tiempo largo”, amplió.

Si bien dijo que la situación venezolana "no podría afectar a la Argentina" debido a que las diferencia entre ambos países están bien claras, en lo que respecta al rumbo político e ideológico, advirtió que existe un "pequeño punto de contacto”.

"Se trata de la Petrolera del Conosur que es una empresa que cotiza en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, cuyo accionista principal es PDVSA, que si bien ya estaba en una situación financiera crítica habrá que estar atentos a ver que es lo que pasa”, detalló el economista. 

El pasado viernes Venezuela tenía que cancelar otros 81 millones de un papel de su petrolera PDVSA. Mientras, la Asociación Internacional de Swaps y Derivados (ISDA), que agrupa a tenedores de deuda, evalúa si hubo un cese de pagos de un bono de PDVSA por 1.161 millones de dólares, para así activar el pago de seguros.

En lo que queda de 2017, Venezuela tiene otros vencimientos por unos 1.470 millones de dólares, y el año entrante deberá pagar unos 8.000 millones de dólares. Actualmente sus reservas son de 9.681 millones de dólares.