Compra millonaria

Microsoft compra Activision Blizzard por US$ 68,700 M: por qué hay "polémica"

Microsoft adquiere Activision Blizzard por US$ 68.700 millones. Por qué la compra es "polémica" y qué cambia ahora.

Hoy Microsoft oficializó la compra de Activision Blizzard, la empresa estadounidense que se dedica al desarrollo de videojuegos y es dueña de las franquicias World of Warcraft, Diablo, Overwatch y Call of Duty, entre otras.

Según trascendió, la compañía Microsoft desembolsará US$ 68.700 millones en la firma de videojuegos y su unidad de gaming (llamada Microsoft Gaming) pasará a ser dueña de las populares franquicias Call of Duty, Diablo y World of Warcraft, entre otras.

"Esta adquisición acelerará el crecimiento del negocio de juegos de Microsoft en móviles, PC, consolas y en la nube, y proporcionará bloques de construcción para el metaverso", dijo Microsoft en un comunicado.

En este contexto, los fanáticos de los videojuegos esperan que Game Pass, la plataforma de videojuegos para computadoras y para consolas Xbox de Microsoft, incluya todos los juegos exclusivos de Activision Blizzard.

Además, por la compra, Microsoft contará con un total de 30 estudios internos que se dedican específicamente al desarrollo de videojuegos; y también con una nueva producción de e-sports.

La polémica detrás de la ADQUISICIÓN

No obstante, el CEO de Activision Blizzard, Bobby Kotick, seguirá a cargo de la empresa. Esta decisión causó polémica ya que Kotick fue denunciado por violencia de género y por acoso; y trascendió que fueron echados alrededor de 81 empleados por "conducta inapropiada" y por ser "indisciplinados".

El Departamento de Empleo Justo del estado de California, Estados Unidos, presentó una demanda directa contra Kotick por "misoginia", "abuso sistémico" y "acoso".

CEO de Activision Blizzard, Bobby Kotick

Al día de hoy, los inversores de Activision Blizzard están pidiendo la renuncia del CEO, mientras que sus socios comerciales -Xbox y PlayStation- afirmaron estar "reevaluando sus relaciones".

Como si esto fuera poco, el responsable de la unidad de negocios de videojuegos de Microsoft Gaming, Phil Spencer, dijo que el comportamiento de Kotick era "perturbador" y reveló que se sentía "profundamente preocupado por sus horribles acciones".

Además, en ese entonces, dijo que la unidad Xbox estaba "evaluando nuevamente la relación con Activision Blizzard y haciendo ajustes". Estos "ajustes" finalmente desembocaron en una compra millonaria de US$ 68.700 millones de toda la compañía.

"Bobby Kotick seguirá siendo el CEO de Activision Blizzard, y él y su equipo mantendrán su enfoque en impulsar los esfuerzos para fortalecer aún más la cultura de la compañía y acelerar el crecimiento del negocio. Una vez cerrado el acuerdo, el negocio de Activision Blizzard dependerá de Phil Spencer, CEO de Microsoft Gaming", anunció Microsoft en el mismo comunicado.

Se espera que la operación concluya en junio de 2023 y hasta ese entonces, ambas empresas funcionarán de manera independiente.

Por otro lado, Spencer también se pronunció al respecto: "Como empresa, Microsoft está comprometida con nuestro camino hacia la inclusión en todos los aspectos del juego, tanto entre los empleados como entre los jugadores. Valoramos profundamente las culturas individuales de los estudios. También creemos que el éxito creativo y la autonomía van de la mano con el tratamiento de cada persona con dignidad y respeto. Este es el compromiso de todos los equipos y de todos los directivos. Estamos deseando extender nuestra cultura de inclusión proactiva a los grandes equipos de Activision Blizzard", sostuvo.


Tags relacionados
Más noticias de Infotechnology

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios