Argentina tiene lo que Tesla más necesita para expandir su negocio

El país podría tener la solución a uno de los principales problemas que la empresa de Elon Musk tiene actualmente: la producción de baterías para sus autos.

Tesla es una empresa de baterías que aprovechó sus desarrollos para fabricar autos eléctricos. Actualmente, uno de sus principales problemas es alcanzar los niveles de producción deseados y es lo que retiene a los inversores. Argentina, y especialmente Salta, podría ser una de los lugares más importantes para el éxito de la empresa de Elon Musk.

Leer más: Qué países podrían volverse ricos con el boom de los autos eléctricos

Uno de los principales recursos necesarios para la producción de baterías es el litio y la Argentina es el tercer productor más grande del mundo, solamente superado por Chile y Australia y seguido por China. Pero los descubrimientos recientes podrían poner al país al frente de la lista, Argentina y Bolivia tienen las dos reservas más grandes del mundo, con más de nueve millones de toneladas cada una. Llegado el punto en el cual las baterías reemplacen al petróleo, América del Sur podría transformarse en el nuevo Medio Este.

El salar Pocitos, ubicado al oeste de la provincia de Salta se transformó con el paso de los milenios en una meseta con una inmensa cantidad de litio. El volcán tiene dos caras: la cara norte, investigada hace tiempo por la empresa ADY Resources que invirtió US$ 720 millones para definir el tamaño de la reserva, que supera los US$ 5.000 millones, y la cara sur que está siendo analizada actualmente por la empresa canadiense Southern Lithium.

A diferencia de Bolivia, el otro país con una gran reserva, Argentina ya tiene instalada cierta infraestructura para la extracción y esto la hace un objetivo más inmediato para las empresas interesadas en el negocio del litio como Lithium-X y Millennial.

Actualmente, las principales empresas no pueden satisfacer la demanda. Esto abre una oportunidad para que nuevos jugadores entren al mercado.

Leer más: Tesla lanzó un modelo que "cualquiera puede pagar": ¿cuánto cuesta?

A principios de este año, Tesla comenzó a producir baterías de forma masiva en su Gigafactory de Nevada, una planta que costó más de US$ 5.000 millones. El problema es que los objetivos de producción de sus autos eléctricos se dispararon con el anunció del Model 3, el vehículo más económico de la marca. La compañía de Musk viene produciendo 25.000 autos por trimestre, pero quiere duplicar ese número en el periodo actual y volver a hacerlo en el siguiente. Esperan alcanzar una producción de 100.000 autos en el primer trimestre del 2018, pero para lograrlo necesitarán de una enorme cantidad de baterías, y, por ende, de litio. Según los reportes que presentaron, mientras que su demanda actual es de 7.700 toneladas, para el próximo año estiman que necesitarán 21.000, tres veces más.

Esto presenta una gran oportunidad para la Argentina, pero también podría tener sus consecuencias porque la extracción de litio tiene su impacto ecológico, el cual varía dependiendo de cómo se haga. Se lo puede obtener a partir de rocas duras del mineral, como hacen en Australia, o de las salmueras que se acumulan bajo tierra. Este segundo proceso es el que se usa en América del Sur y entre sus efectos está la contaminación del agua que genera su extracción y los químicos utilizados durante la purificación del litio.

Temas relacionados
Más noticias de Minería

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
Nombre