500.000 trabajos con sueldo base de $ 100.000: un plan ambicioso para seducir a la clase media profesional

Además, se proyecta en 2021 incrementar un 15% la cantidad de puestos de trabajo, a partir de la mejora que puede representar en el sector.

Se abre un nuevo capítulo de la ley de economía del conocimiento, ex ley de software que busca ofrecer facilidades fiscales a las empresas del sector científico-tecnológico. La reforma de la ley 27.506, que crea el Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento, mantiene la reducción del seis por ciento en el pago del Impuesto a las Ganancias y la posibilidad de convertir en un bono de crédito fiscal transferible por única vez el 70 por ciento (ampliable a 80 por ciento) de las contribuciones patronales, además de crear un fondo, sostenido por un porcentaje de los beneficios de las compañías, para apoyar la actividad de Pyme, entre otros destinos. A esto se adicionó, recientemente, un nuevo beneficio: la reducción al 0% de exportación de servicios de aquellas empresas que estén en el grupo de empresas que forman parte de la actividad.

La nueva ley es más abarcativa que la antigua ley de Promoción del Software (que favoreció a más de 500 empresas), creada hace 10 años en septiembre de 2004 y prorrogada en 2011 hasta 2019, y también promete tener efectos en términos de exportación y generación de empleo. Además, a diferencia de la 27.506 a la cual modifica, tiene en la mira impulsar a las Pyme y Micropyme. La expectativa del Gobierno es que se incrementen las contrataciones de recursos humanos calificados y las exportaciones del rubro, aunque reconoce que no es sencillo estimar el aumento del ingreso de divisas en este momento.

La llamada "Economía del Conocimiento comprende a las actividades que "mediante la incorporación, aplicación y adopción de conocimientos derivados de los avances de la ciencia y la tecnología, mejoren la producción de bienes y servicios , según describió el Ministerio de Desarrollo Productivo en la carta de presentación del proyecto, redactada en febrero de 2020.

Los ministros de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; y de Ciencia y Tecnología, Roberto Salvarezza, presentaron una serie de medidas para impulsar el desarrollo del sector de Economía del Conocimiento, en el marco del Acuerdo Económico y Social celebrado ayer y confirmaron que "las cámaras presentaron un plan de expansión a 10 años con el que prevén crear más de 500.000 empleos formales, de calidad, inclusivos y federales y generar u$s10.000 millones de exportaciones". El ministro Kulfas aseguró: "Queremos apelar a lo que plantea la Ley de Economía del Conocimiento para que el sector privado haga un esfuerzo muy fuerte en capacitación, que invierta sus recursos y que apele al sistema científico y tecnológico, y a las universidades, como herramientas para ampliar la materia prima del sector, que es el talento argentino, de los chicos y chicas, con una mirada federal y de género".

"Uno de los grandes desafíos que tenemos desde el sector de ciencia y tecnología es poder establecer las demandas, saber qué necesitan las empresas para hacer más competitivo nuestro software y cómo acompañarlos desde las universidades, los organismos de ciencia y cómo utilizar las herramientas que están disponibles para que puedan incorporar más desarrollo e innovación a sus productos y servicios", expresó por su parte Salvarezza.

El objetivo de la ley, según las autoridades, es la apertura de nuevos mercados internacionales, el fomento de nuevas inversiones, la creación de empleo, las especialidades más requeridas para futuras capacitaciones, y el programa de formación para mujeres e incentivos para la contratación de mujeres y personas LGBTQ.

¿Cuánto pagan?

Según los resultados de la Encuesta de Remuneraciones de Mercado General de la consultora PwC muestran que los sueldos de la industria IT se mantuvieron mejor posicionados que el resto: cerró una evolución semestral del 19 por ciento y anual del 39 por ciento frente al 16,4 por ciento y 33 por ciento del mercado general respectivamente. Ello se debió principalmente a la alta demanda y ocupación de los profesionales de este rubro, que cuentan con perfiles específicos y el crecimiento del negocio. Estos números indican que los salarios en tecnología quedaron por encima de la inflación, que en el acumulado hasta noviembre 2020 sumaba 30,9 por ciento.

Refrendando estas cifras, a julio de 2020, según la cámara que nuclea a las empresas, el salario bruto promedio del sector del software era de $ 78.500. Esto representaba un 42,5 por ciento por encima del promedio del sector privado, que se ubicó en los $ 55.100. Además, el aumento acumulado interanual de los salarios entre julio del 2019 y julio 2020 fue del 51 por ciento y, en ese mismo período, la inflación fue del 42,4 por ciento.

Temas relacionados

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.