Salud universal

crítica de ninguna de las prepagas. Empresas, que además de trabajar juntas en esta red, son acérrimas competidoras.

El lenguaje elegido para canalizar las transacciones es HL7 (sigla en inglés de Nivel de salud siete). Se trata de un estándar abierto internacional que se emplea para intercambiar información por diferentes soportes.

Según Bras Harriot, “se eligió un lenguaje estándar adrede. La opción era inventar un idioma nuevo pero se corría el riesgo de quedar presos de un determinado proveedor, algo que había pasado en redes preexistentes “.

Los prestadores podrán validar datos de los pacientes a través de varios canales. Una intranet, dispositivos POS, sistemas telefónicos de reconocimiento interactivo de voz (IVR) o integrando aplicaciones. La última opción se empleará mayormente en instituciones medicas con sistemas de gestión internos, que se vincularán directamente con los sistemas de las prepagas.

Los cuatro proveedores brindan exactamente el mismo servicio. Así los ejecutivos de las prepagas buscan fomentar la competencia entre ellos y lograr mejores tarifas. Pero Marcelo Cerfoglio, IT Project Manager de HSBC Salud, agrega que el prestador será libre de elegir entre los cuatro integradores cuando trabaje con una sola prepaga. En cambio “cuando trabaje con dos o más empresas, él y las prepagas involucradas deberán consensuar el proveedor a elegir .



Tratamiento prolongado

Antes del proyecto, las realidades de las firmas eran bien distintas. Por ejemplo, Medicus no tenía una conexión sistematizada con los prestadores, mientras que Omint lleva 5 años usando POS. “Todas las empresas teníamos proyectos distintos, pero conjugamos una implementación que nos viene bien a todos afirma Alejandro Aranguren, gerente de Aplicaciones de Tecnología Informática del Grupo SPM. Además Bras Harriott, de Omint, agrega que “el uso de una red estandarizada permite que cada cual mantenga su propio nivel de negocio. También ofrece más flexibilidad en los procesos internos de cada uno. En definitiva, puertas adentro cada compañía sigue trabajando como desea .

El grupo de gerentes de Sistemas cree que terminará la instalación del sistema a sus más de 10.000 prestadores a lo largo del año que viene, siempre y cuando la economía se mantenga estable y no surjan problemas en la implementación que ya fue convenientemente probada a lo largo de 2003. No obstante, las realidades de las prepagas son diferentes y quizás no todas terminen el plan en término.

La primera etapa se desarrollará entre el 1º de enero y el 31 de marzo. Ese día deberán conectar a 2500 prestadores, 25 % del total. Ese periodo será clave ya que se probarán el funcionamiento de los canales con alto volumen de transacciones. “Toda la implementación dependerá mucho de la primer salida con cada canal. Una vez configurado cada medio se puede acelerar la marcha del proyecto estima Bras Harriott.



Negociación e interconsulta

Aranguren aclara que “cada prepaga tiene firmado cuatro contratos, idénticos entre sí. Pero lo que hizo cada empresa puertas adentro para que sus sistemas reciban adecuadamente los datos de la red es privado. Por lo tanto lo que cada proveedor haya trabajado en ellas es diferente . Y Del Piano, de Swiss Medical, explica que “las diferencias en el mix de canales, los sistemas instalados y las inversiones varían de prepaga a prepaga .

Así cada empresa encontrará la mejor combinación sin conocer lo que hace la otra. Un prueba de que es posible colaborar y competir al mismo tiempo.

Pablo Martín Fernández



Noticias del día