Las mejores PC Gaming según Intel: la guía definitiva para comprar una PC gamer y no gastar mucho

El fabricante de procesadores elaboró un listado para tener en cuentas antes de adquirir un dispositivo de este tipo.

Dime con quién andas y te diré quién eres, sostiene un viejo refrán. Desde el arranque de la pandemia, el gaming en la Argentina experimentó un crecimiento exponencial por diferentes factores y fueron muchas las personas que decidieron ir en busca de una computadora para sumarse a esta tendencia creciente en todo el planeta.

Sin embargo, la falta de experiencia o presupuesto puede jugar una mala pasada a muchos aficionados de los videojuegos a la hora de comprarse una nueva computadora o renovar su viejo equipo.

Para ayudar un poco en la elección de compra de la nueva terminal, el fabricante de procesadores Intel elaboró una pequeña guía a partir de los diferentes perfiles de jugadores para no equivocarse en la compra.

Dime qué tipo de gamer eres, y te diré qué computadora necesitas

De la misma forma que en cualquier otra disciplina o pasatiempo, el gaming no funciona de la misma manera ni se amolda a todos los tipos de jugadores.

Antes de adquirir una nueva PC Gaming, es ideal que el usuario tenga en cuenta cual es el objetivo final que le dará a la terminal (más allá de jugar) y qué utilización le va a otorgar al dispositivo.

¿Por qué? Las respuestas a ambas preguntas facilitarán la búsqueda de la mejor alternativa.

Incluso, para que la búsqueda sea más sencilla, Intel desarrolló una serie de configuraciones de PC Gaming según los diferentes tipos de gamers que se pueden encontrar.

Gamer principiante

Se trata de aquel que simplemente busca pasar el tiempo solo o con amigos y escoge los videojuegos como solución.

Este tipo de gamer no tiene la necesidad de gastar una gran cantidad de dinero para comprar las últimas novedades de hardware.

Para estos casos, Intel recomendó una PC Gaming con procesador Intel Core i3 de décima generación, una placa de video NVIDIA GeForce GTX 1650 y 8 gigabytes (GB) de memoria RAM (distribuidos en dos módulos de 4 GB para aprovechar la tecnología dual channel).

De este modo, el Gamer principiante podrá jugar en 1080p y a 60 FPS de forma estable, solo ajustando levemente el apartado gráfico del juego. Un ejemplo, por unos $ 50.000, podría ser este.

Gamer amateur

Se trata del segundo nivel de gamer. Es aquel jugador amateur o aficionado que, más allá de hacerlo de manera ocasional, cuando lo hace exige una calidad gráfica del más alto nivel.

Para este tipo de jugador, la firma estadounidense recomendó una PC Gaming con procesador Intel Core i5 de décima generación, placa de video NVIDIA GeForce GTX 1660 TI y 8 GB de RAM.

Asimismo, en este punto, Intel remarcó que la elección de almacenamiento en estado sólido (SSD) de al menos 120 GB ayudará a que el sistema se mueva con mayor rapidez. Un ejemplo de este dispositivo, con un valor cercano a los $ 68.000, podría ser este.

Gamer competitivo

La tercera categoría es la del Gamer competitivo, un jugador que necesita potencia para disfrutar de títulos triple A, y desafiar a colegas en juegos multijugador.

Esta clase de jugadores además suele compartir sus juegos con el mundo mediante plataformas de streaming como Twitch o YouTube.

Según Intel, las especificaciones de una PC Gaming ideal para este tercer tipo de gamer incluyen un procesador Intel Core i7 de décima generación, 16 GB de RAM distribuidos en dos módulos de 8 GB y una tarjeta de video NVIDIA GeForce RTX 2060 Super o RTX 2070.

En cuanto al almacenamiento, la combinación de un SSD de al menos 240 GB y un disco tradicional de 2 TB potenciarán la experiencia de juego, según la empresa. Un ejemplo de este tipo de equipos, cuyo valor ronda los $ 90.000, sería este.

Gamer profesional

La última categoría creada por Intel es la de Gamer profesional. La empresa precisó que la diferencia entre un gamer amateur y uno profesional es que este último logró convertir su pasatiempo en su trabajo.

De este modo, lo que inicialmente parecía una inversión que buscaba obtener satisfacción, ahora le permite generar dinero, por lo que se necesita lo último en cuanto a tecnología y rendimiento.

Es decir, convertirse en un PC gaming exige una inversión superior de dinero en dispositivos adecuados, ya que para obtener el máximo rendimiento se necesita contar con el mejor equipo posible.

Para este tipo de jugador, la compañía recomendó armar una PC Gaming con un procesador Intel Core i9 10900K, memoria RAM de 32 GB, y almacenamiento en estado sólido de 512 GB.

Además, debe contar con 2 TB de almacenamiento estándar y una placa de video NVIDIA GeForce RTX 2080 o RTX 2070, las cuáles permiten “correr (hacer funcionar) todos los juegos que actualmente se encuentran disponibles en calidad ultra, a 1440p y a más de 120 cuadros por segundo. Un ejemplo cercano, con un valor superior a los $ 490.000 podría ser este.

Tags relacionados

Más noticias de Infotechnology

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios
Nombre