Inversiones

La peligrosa jugada de u$s 37.000 millones que puede voltear a todos los inversores

La red de Ethereum espera una actualización que podría generar presiones de venta, aumentar la oferta de la criptomoneda y así derrumbar su tendencia alcista.

Ethereum (ETH), la segunda criptomoneda más grande del mercado, cerró el primer trimestre del año con una cotización altamente positiva, a pesar de los golpes duros que recibieron los activos digitales tras la crisis bancaria en Estados Unidos y las ofensivas de los reguladores contra algunas de las criptobolsas más famosas. 

Durante los primeros días de enero, ETH aumentó más de un 50% gracias a las expectativas de que los bancos centrales dejarían de subir las tasas de interés de manera agresiva. Asimismo, a fines de marzo, la criptodivisa rompió la barrera de los u$s 1.800 para alcanzar los u$s 1.900. 

No obstante, se acerca una nueva actualización en la red que podría desvirtuar la tendencia alcista de la moneda y hundir su precio, según comentaron algunos expertos. Estamos hablando del hard fork Shanghái, que permitirá a los usuarios retirar decenas de miles de millones de dólares de su token nativo, Ether.

Becas Progresar 2023: calendario de pagos de abril confirmado, ¿cuándo cobro?

Escapadas: así es la impresionante cueva de Jaén y que tiene una hermosa cascada escondida 

Alerta Ethereum: ¿qué es la actualización Shanghái?

La próxima actualización en la red Ethereum, programada para este miércoles 12 de abril, tiene en vilo a todos los inversores. Esto se debe a  que esta mejora preeminente del protocolo blockchain de contratos inteligentes activará los retiros de Ether de Beacon Chain de Ethereum, entre muchas otras cosas.

En otras palabras, aquellos usuarios que bloquearon fondos en 2020 para ganar recompensas (estrategia de inversión conocida como staking) y convertirse en validadores de la red, ahora podrán acceder a sus tenencias depositadas en la Beacon Chain; cosa que anteriormente no se podía hacer por un contrato que mantenía los activos inmovilizados. 

Esta medida abre paso a un escenario que podría influir en el precio actual de la segunda criptomoneda más importante. Considerando que los inversores depositaron sus tokens en noviembre del 2020, se estima que estos últimos se valorizaron cerca de un 230%. En efecto, es probable que los depositarios tengan alto interés de vender sus activos, lo que incrementaría la oferta disponible de ETH y generaría una caída de corto plazo en su cotización. 

Alrededor del 16% del suministro total de ether, por valor de unos u$s 37.000 millones, está stackeado. Sin embargo, los titulares de ETH podrían tardar meses en retirar sus monedas, puesto que la red impuso límites para asegurarse de que no se retiren demasiadas a la vez. 

Temas relacionados
Más noticias de criptomonedas

Las más leídas de Criptomonedas

Las más leídas de Infotechnology

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.