La denuncia de EE.UU. contra Facebook es un intento a "todo o nada" para desmantelar el imperio de Zuckerberg

Los investigadores de EE.UU. afirman que existe un patrón de comportamiento anticompetitivo, ya que Facebook compró o aplastó a sus rivales.

En octubre de este año el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, le dijo a su staff que iba a "pelear a muerte" si EE.UU. trataba de dividir su imperio. Acaba de empezar la batalla.

El miércoles la Comisión Federal de Comercio (FTC por sus siglas en inglés), y los procuradores generales de 48 estados norteamericanos, presentaron sus primeras denuncias contra Facebook por haber mantenido ilegalmente un monopolio en el país.

Mencionando gran cantidad de correos electrónicos internos, las dos demandas afirman que hace años Facebook defiende su monopolio de redes sociales mediante la estrategia de "comprar o enterrar" a sus rivales, como en los casos de Instagram y WhatsApp.

Si la FTC y los procuradores pueden convencer a los tribunales de que el supuesto comportamiento anticompetitivo de Facebook ha sido perjudicial para el mercado, la solución por defecto es nada menos que el desmantelamiento de la empresa. "Actualmente esperamos que [el remedio] incluya la desinversión de Instagram y WhatsApp", dijeron desde la FTC.

William Kovacic, ex presidente de la FTC y actual profesor de derecho en la Universidad George Washington, señaló: "La FTC está totalmente comprometida en la búsqueda de una desinversión".

Joel Mitnick, socio de la firma de abogados Cadwalader, Wickersham & Taft especializado en defensa de la competencia dijo: "Le están diciendo al tribunal que nada va a curar los efectos anticompetitivos a menos que haya una reestructuración realmente drástica. Es como tirar los dados "a todo o nada".

Pero esta batalla legal, en la que hay mucho en juego, será larga y los argumentos, difíciles de probar. La FTC y los procuradores han acusado a Facebook de violar penalmente el artículo 2 de la Ley Sherman, una de las leyes antimonopolio de EE.UU. más antiguas y amplias, lo que brinda mucho margen para su interpretación por parte de los tribunales.

Para mostrar el supuesto comportamiento anticompetitivo de Facebook, ambas demandas se centran en las adquisiciones de Instagram en 2012 por u$s 1000 millones y de WhatsApp en 2014 por u$s 19.000 millones, operaciones que son presentadas como intentos de neutralizar posibles amenazas.

En su presentación, la FTC reiteradamente cita como prueba un correo electrónico interno enviado por Zuckerberg en 2008 en el que dice "es mejor comprar que competir".

En 2012, un correo electrónico de Zuckerberg reconocía que WhatsApp es "legítimamente un mejor producto para la mensajería móvil que incluso nuestra app Messenger" y que "por desgracia para nosotros, no creo que haya ninguna manera de minimizar directamente la ventaja que significa su empuje y su tasa de crecimiento".

Después de comprar WhatsApp, los correos electrónicos mostraron a los empleados de Facebook celebrando la adquisición de "probablemente la única compañía que podría haber crecido hasta convertirse en el próximo FB puramente para móvil".

En otro ejemplo del supuesto comportamiento anticompetitivo de Facebook, tanto la FTC como los procuradores acusan a la compañía de aplastar a sus rivales primero cuando permitió el acceso a sus datos y a su plataforma, y luego cuando eliminó el acceso a cualquiera considerado una amenaza.

La demanda de los fiscales generales enumera siete apps, entre ellas Vine, Path y Circle, que Facebook había desvinculado de su plataforma "sin ninguna justificación comercial legítima".

Los procuradores, encabezados por Letitia James de Nueva York, también argumentaron que Facebook perjudica a sus usuarios, aunque brinde servicios gratuitos, porque los obliga a renunciar a su privacidad en mayor medida que si hubiera más competencia.

Este argumento fue planteado en los últimos años por varios académicos, entre ellos Lina Khan de la Escuela de Derecho de Columbia, que ayudó a escribir el reciente e influyente informe sobre la situación en la industria de la tecnología para la subcomisión de defensa de la competencia de la Cámara de Representantes.

Khan tuiteó el miércoles: "La queja de los estados también revela una sofisticada comprensión de los daños. Señala que FB entró en [el] mercado compitiendo en privacidad pero degradó la privacidad una vez que eliminó a sus rivales [y] se aseguró una posición monopólica segura".

Facebook prometió defenderse "enérgicamente". En causas anteriores que pusieron a prueba la ley Sherman, los tribunales reconocieron que los monopolios no son ilegales si son el resultado de una habilidad superior. "El competidor exitoso, habiendo sido instado a competir, no debe ser atacado cuando gana", dictaminó el juez en un caso de 1945 vinculado con Alcoa.

En una declaración, la consejera general de Facebook, Jennifer Newstead, señaló que las adquisiciones tanto de Instagram como de WhatsApp fueron aprobadas por los reguladores en su momento, y acusó al gobierno de querer "un nuevo comienzo".

Argumentó que el éxito de Instagram y WhatsApp debería atribuirse a Facebook. "El Instagram que ven hoy es el Instagram que Facebook construyó, no la aplicación que adquirió. Cuando Facebook compró Instagram, tenía alrededor del 2% de los usuarios que tiene hoy, sólo 13 empleados, sin ingresos y prácticamente sin infraestructura propia", afirmó. También mencionó la feroz competencia que enfrenta Facebook desde Apple, Google, Twitter, Snap, Amazon, TikTok y Microsoft.

Aún así, algunos aseguran que a Facebook le costará defenderse. Por un lado, debe demostrar que la compañía podría haber logrado su éxito en esas áreas incluso sin esas adquisiciones y, al mismo tiempo, explicar por qué pagó cifras tan altas por ambas compañías.

Están los que afirman que obligando a la compañía a desinvertir se verían interrumpidos los servicios que brinda Facebook a los usuarios y además sería perjudicial para la competitividad de Estados Unidos en general.

"Las empresas y los inversores van a perder la confianza en los reguladores si quienes definen las políticas quieren revertir decisiones anteriores", dijo Robert Atkinson, presidente de la Fundación de Tecnología de la Información e Innovación, un think-tank no partidario.

Traducción: Mariana Oriolo.

Más noticias de Infotechnology

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios