Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Tras un fin de semana largo exitoso, Cariló sufre el peor incendio de su historia

El incendio se inició en una zona de Valeria del Mar y llegó al bosque de Cariló. El viento, la sequía y el calor ayudaron a que se propagara, causando temor a los vecinos, que fueron evacuados. Se quemaron unas 50 hectáreas del balneario. Al caer la tarde, estaba controlado, pero no extinguido. Trabajaron 15 dotaciones de bomberos y dos aviones hidrantes

Tras un fin de semana largo exitoso, Cariló sufre el peor incendio de su historia

Después de un muy buen fin de semana largo, con calor y muchos visitantes, el Municipio de Pinamar vive desde ayer el peor incendio de su historia. El fuego comenzó en una zona llamada Loma de Valeria, ubicada a unos 600 metros del mar. El viento, el calor y el clima seco contribuyeron a propagar las llamas, a tal punto que por la tarde ya se habían quemado unas 50 hectáreas de bosques en Valeria del Mar. Además, por el viento, se evacuaron en forma preventiva a vecinos de la zona, tanto de Valeria del Mar como de Cariló, ya que las llamas se aproximaron a áreas residenciales. También se produjo un corte en la ruta 11, en el tramo que une Cariló con Valeria del Mar, por la cercanía de las llamas. Y camiones de bomberos controlaban que el fuego no se acercara a una estación de servicio y una planta reductora de gas, lo que podía ocasionar daños aún más grandes. El secretario de Seguridad de Pinamar, Matías Yeannes, destacó ayer que el incendio es "el más grande de la historia de Pinamar".

De todos modos, operadores turísticos de la zona estimaron como "muy pronto" evaluar los costos que este incendio tendrá para la temporada de verano que está a punto de comenzar. Mientras tnato, unas 15 dotaciones de bomberos, de casi toda la Costa Atlántica, combatieron el fuego, además de dos aviones hidrantes del Servicio Nacional de Manejo del Fuego. "El problema está circunscripto y quedan algunos focos cerca de la ruta", aseguró Jorge Damato, director de Defensa Civil de Pinamar, a los medios, pero advirtió que la rotación del viento "llevó el humo y el fuego hacia otros sectores". Estimó pasadas las 18 horas que el fuego afectó a "unas 50 hectáreas" de bosques de la zona de Valeria del Mar y, aunque por el momento se desconocen las causas del inicio del incendio, Damato atribuyó su propagación rápida a la sequía y al viento. Fuentes municipales confirmaron a DyN que durante el operativo de control del fuego al menos un bombero sufrió quemaduras y debió ser asistido en un centro médico de la zona.

Hacia el fin de la tarde, el intendente de Pinamar, Martín Yeza, llevó tranquilidad a los vecinos, al afirmar que el foco principal "está controlado", aunque no extinguido. El jefe comunal aclaró que el fuego, por momentos, se acercó a la zona residencial de Valeria del Mar, pero no a la de Cariló, como se había difundido en un primer momento.

En medio del operativo, Yeza pidió a los vecinos de Valeria del Mar y Cariló que no se acercaran a la zona incendiada.

Entre las dotaciones de bomberos, estuvieron trabajando las de Pinamar, General Lavalle, General Madariaga, Villa Gesell, Mar de Ajó y Mar Chiquita, entre otras. El control del fuego llevó cierta tranquilidad a los vecinos del balneario, aunque se lamentaban el cambio del paisaje, algo que no puede recuperarse fácilmente. El voraz incendio se produjo justo tras el último fin de semana largo del año, con temperaturas ideales para una escapada a la playa, en la que el Municipio de Pinamar, integrado por Pinamar, Valeria del Mar y Cariló, recibió a muchos visitantes: la ocupación hotelera superó el 70% de sus camas.