Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Sensual y kitsch, Poppea abrió la temporada de Buenos Aires Lírica y Nuova Harmonia 

La ópera de Monteverdi "L'incoronazione di Poppea" con puesta en escena de Marcelo Lombardero transita con comodidad el código kitsch y logra una versión dinámica que por momentos se acerca a la comedia musical.

Sensual y kitsch, Poppea abrió la temporada de Buenos Aires Lírica y Nuova Harmonia 

“L’incoronazione di Poppea” (“La coronación de Popea”), la ópera de 1642 de Claudio Monteverdi con la que la compañía Buenos Aires Lírica en coproducción con Nuova Harmonía abrió la temporada 2017 en el Teatro Coliseo, transita con comodidad la puesta en escena kitsch, contemporánea y dinámica -que por momentos la acerca a la comedia musical- a cargo de Marcelo Lombardero y con dirección musical de Marcelo Birman.

El emperador Nerone (el tenor Santiago Bürgi) mantiene un romance secreto con Poppea (la mezzosoprano Cecilia Pastawski) donde se mezclan la pasión, el poder y la ambición. Le confiesa que quiere casarse con ella, pero la protagonista no podrá convertirse en consorte hasta que la emperatriz Ottavia (la mezzosoprano Luisa Francesconi) no sea repudiada.

Como en toda historia enmarcada en la antigua Roma – aunque la propuesta de Lombardero no se ancla en un tiempo preciso- hay amor y desamor, traición, exilio y despotismo. Y también hay corazones gigantes que descienden del techo, un joven Cupido, una guardia imperial que empaña anteojos Ray Ban, trajes isabelinos y vestiditos que parecen salidos de una película de “Palito” Ortega. Y dorado, mucho dorado.

Como si no fuese suficiente material para decodificar, hay sensualidad, lujuria y orgías. Ubicados en un pedestal aparecen los protagonistas (matrimonio en la vida real) amándose en 360° entre sábanas de raso blanco mientras entonan su dueto. Las exequias del filósofo y consejero Seneca (el bajo Iván García) derivan en una orgía donde ni las cenizas de este quedan afuera del festín sexual en un cuadro que por momentos hace olvidar al espectador que está ante una ópera compuesta hace más de 350 años.

Se destacan los trabajos del diseñador de escenografía Daniel Feijóo y del diseño de vestuario de Luciana Gutman que transitan el código kitsch sin abrumar al espectador. Por momentos se torna excesivo el uso de los laterales por fuera del escenario, pero se comprende ante el amplio despliegue de escenografías que requieren tiempo de armado.

El reparto (23 actores en escenas) se luce por la homogeneidad de sus interpretaciones líricas y las brillantes actuaciones, acompañado por la Orquesta Compañía de las Luces que para esta ocasión se nutrió principalmente de violines, violas, violoncellos y flautas.

“L’incoronazione di Poppea” se presentará por última vez el domingo 23 de abril en el Teatro Coliseo, Marcelo T. de Alvear 1125. Se pueden adquirir entradas en la boletería del teatro o en su sitio web www.teatrocoliseo.org.ar o a través de www.ticketek.com.ar.