Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Ópera: "Norma", un clásico a la altura de las expectativas

La compañía Juventus Lyrica abrió su temporada 2017 con la obra de Vincenzo Bellini, en una apuesta donde se mezclan la tradición del bel canto, con el folclore celta y el romanticismo alemán.

Ópera:

La ópera italiana “Norma” de Vincenzo Bellini abrió la temporada 2017 de la compañía Juventus Lyrica con una puesta en escena que mezcló el más exquisito bel canto italiano con la tradición celta y el romanticismo alemán. El resultado fue una potente apertura de ciclo con cantantes que estuvieron a la altura de los requerimientos vocales de sus personajes, especialmente la virtuosísima soprano y protagonista, Monserrat Maldonado.

Estrenada en 1831, la pieza cuenta la historia de la sacerdotisa Norma (Maldonado), quien mantuvo un romance secreto con el procónsul romano Pollione (Darío Sayegh), el enemigo de la tribu que encabeza su padre, Oroveso (Carlos Esquivel). Los pueblos están al borde de ir a la guerra, pero Norma buscará evitarlo por el amor que le tiene a su amante, hasta que se entere que éste piensa volver a Roma con su nueva conquista, la sacerdotisa Adalgisa (Nidia Palacios).

“Norma” es hija del romanticismo que atravesó todas las expresiones artísticas de la primera mitad del siglo XIX. Atento a este elemento el diseño de escenografía de Marcelo Salvioli remite al cuadro “El mar de hielo” del artista alemán Caspar David Friedrich. En él se ve el hielo elevado en forma transversal por el impacto de un barco que encalló. En “Norma” el hielo es piedra y las diferencias de alturas de las lajas superpuestas aportan a los actores diferentes opciones para recorrer, elevarse y volver al llano.

Desde lo alto de la construcción Maldonado interpreta el aria más conocida de esta ópera y la que representa el mayor desafío por la expectativa que genera, “Casta diva”. La voz de la soprano no defrauda en los momentos clave de la pieza, pero deja la sensación de más en los pasajes más livianos. De todos modos, la platea agradece con un extenso aplauso cerrado.

La mezzosoprano Palacios tuvo una presentación irregular, con fallas en sus interpretaciones solistas, pero demostró toda su capacidad de coloratura en los dúos con Maldonado. Mientras el personaje de Adalgisa le cuenta a Norma sobre su nuevo amor, ésta recuerda cómo la conquistó Pollione. Sin saber que se trata del mismo hombre comparten un momento de fraternidad femenina dulcemente logrado por la superposición de sus historias, gestos y voces.

Se destacan también por su desempeño sin claroscuros el tenor Sayegh y el coro de Juventus Lyrica. En tanto, el vestuario de Cecilia Carini coquetea con la fantasía medieval de la serie “Game of thrones” y aporta un interesante elemento dinámico como es el movimiento de los velos que visten la mayoría de los personajes femeninos.

La propuesta encuentra sus puntos más flojos en los efectos especiales que se incorporaron, como los sonidos de truenos que rompen con el ritmo de la orquesta en vivo y algunas de las proyecciones que acompañan de fondo.

“Norma”, con dirección escénica de Florencia Sanguinetti y dirección musical de Hernán Sánchez Arteaga se vuelve a presentar en el Teatro Avenida el 14, 18 y 20 de mayo.