Nueve recomendaciones ante una emergencia quirúrgica durante las vacaciones

La Asociación Argentina de Cirugía recomiendo un puñado de medidas a tomar si el viajero tiene una emergencia, tanto en el país como en el extranjero.

Llegó el verano y con él la época de emprender vacaciones, tanto en el país como en el exterior. Los accidentes o dolencias no se toman vacaciones, por ello la Asociación Argentina de Cirugía recomienda un puñado de consejos a tener en cuenta antes de hacer las valijas.

1 – Características del viajero: es importante conocer las características personales del viajero como la edad, antecedentes personales y patológicos, si es portador de alguna patología crónica o si cuenta con antecedentes quirúrgicos recientes. Si esto sucediera y frente a un viaje prolongado es recomendable contactar al médico cirujano de cabecera para que facilite las recomendaciones previas si se presenta una situación inesperada. También puede ofrecer sugerencias de instituciones o de colegas a quienes recurrir en el extranjero. Y si la persona cuenta con una historia clínica detallada donde figuren las características del caso mucho mejor porque eso será de fundamental importancia frente a posibles complicaciones.

2 – Lenguaje: si se presenta algún inconveniente, la adecuada comunicación es fundamental para facilitar la solución de trámites administrativos como así también en lo asistencial propiamente dicho. No obstante, los centros asistenciales de países del primer mundo suelen contar con traductores designados para ayudar en distintas circunstancias.

3 – Ámbito del viaje: hay ciudades o regiones que cuentan con infraestructura y servicios totalmente desarrollados mientras que hay lugares más inhóspitos, lejos de centros urbanos. Ante esta situación será fundamental contar con una cobertura médica específica en el exterior y conocer las características del contrato. Ejemplo: montos cubiertos, eventuales limitaciones y topes o negativas de cobertura. Debe saberse que en algunos países el costo de la atención de urgencia de viajeros extranjeros tiene un valor distinto al de nuestro medio y en muchas ocasiones, impondrá costos adicionales que correrán por propia cuenta del afectado.

4 – Operaciones recientes: si el viajero fue recientemente operado y debe viajar en avión se debe contar con el alta médica y la pertinente autorización del profesional cirujano responsable. En general las aerolíneas comerciales disponen de ayuda para el traslado en el aeropuerto y el embarque en la aeronave, pero el enfermo debe encontrarse estabilizado y no requerir cuidados especiales durante el vuelo.

5 - Emergencia quirúrgica en el avión: en el manejo de urgencias quirúrgicas durante un vuelo se presentan distintos factores. En primer lugar la presencia o disponibilidad de un profesional médico que pueda colaborar. Hay ciertas situaciones donde los comandantes pueden disponer alteraciones o modificaciones en el vuelo para permitir una atención lo más rápida posible.

6 – Emergencias quirúrgicas a bordo de una embarcación: los cruceros disponen de profesionales médicos y de enfermería de apoyo para el diagnóstico, manejo y aproximación inicial frente a cualquier circunstancia. Obviamente las características del ámbito del crucero van a definir la conducta definitiva, no es lo mismo uno en el Caribe que otro en la Antártida teniendo que ver la infraestructura, cercanía al continente y la posibilidad de evacuación. Por otra parte, en la actualidad, la comunicación suele ser rápida, efectiva e inmediata y permite no solo facilitar la posibilidad de interconsultas sino también la evacuación del damnificado.

 7 – Viajeros solitarios: la primera recomendación es contactarse con el seguro o cobertura médica internacional. Si estuviera imposibilitado deberán arbitrarse los medios para trasladarlo a la brevedad a una institución asistencial. La posibilidad de contar con un familiar en el lugar de los hechos permite resolver y agilizar trámites administrativos y asistenciales frente a una situación difícil e inesperada.

 8 - Cobertura médica en el exterior en caso de emergencia quirúrgica: será el profesional médico, que es convocado en una primera instancia, quien determine o no la derivación a una institución hospitalaria o sanatorial. No obstante, es recomendable comunicarse con el servicio médico contratado y seguir los pasos estipulados, ya que pueden brindar algún asesoramiento adicional.

Con respecto a las coberturas es sabido que pueden ser contratadas localmente en el país, algunas se otorgan como beneficio de las tarjetas de crédito, con distintos montos de cobertura y también cabe la opción de contratar empresas internacionales con pólizas individuales y ajustadas a los intereses del viajero. Lo importante a tener en cuenta será el impacto económico debido a los costos y seguir las pautas establecidas por el seguro contratado.

9 – La vuelta a casa si debió someterse a cirugía: se recomienda tener en cuenta son la magnitud del procedimiento al que fue sujeto, la existencia de complicaciones, el eventual compromiso de la movilidad y el alta necesaria para el respectivo traslado aéreo de regreso. En todos los casos, el profesional médico que siguió el tema será quien tome la decisión de que el paciente no corre peligro y asegure su regreso con total normalidad.

Tags relacionados

Más de Informacion Gral