Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Murió Umberto Eco a los 84 años

El pensador italiano fue una de las figuras más importantes de la semiología contemporánea, y escribió numerosos ensayos sobre semiótica, estética medieval, lingüística y filosofía.

Murió Umberto Eco a los 84 años

El filósofo y semiólogo italiano Umberto Eco falleció a los 84 años. El prolífico y reconocido pensador ha escrito numerosos ensayos sobre semiótica, estética medieval, lingüística y filosofía, así como novelas con gran éxito comercial.

En el año 2000 había sido condecorado con el destacado premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, y es considerado como una figura fundamental en el desarrollo de la semiología contemporánea.

Filósofo de formación, Eco fue reconocido tardíamente; cuando se acercaba a los 50 años, en 1980 publicó su primera novela, “El nombre de la Rosa”, y se vendieron millones de ejemplares en 43 idiomas.

Sin embargo, en el mundo académico, Eco era reconocido desde la publicación del paradigmático “Apocalípticos e integrados” (1964), que aún se estudia en las universidades y donde el autor hablaba de un tema eterno y constante en él, el binomio entre la cultura popular y la alta cultura.

En aquel libro, el escritor trata sobre la influencia y el valor la cultura de masas, los medios de comunicación, y las distintas formas cultura popular.

Investigador de los complicados procesos de la comunicación e inspirador de modelos interpretativos de la obra literaria, su primera obra de semiótica fue “La estructura ausente”, que publicó en 1968, un trabajo que culminó con el “Tratado de semiótica general” en 1975.

Eco presentó su último libro el pasado marzo; “Número cero”, una reflexión y una crítica contra el periodismo, internet, la mentira y la corrupción, el cual realizó entrevistando a distintos periodistas.

Otras obras destacadas del autor son “El péndulo de Foucault” (1988), “El cementerio de Praga” (2010) o los ensayos “El problema estético” (1956), y “El signo” (1973).

Su vida personal también despertaba curiosidad; su casa milanesa se halla frente al castillo Sforzesco, cerca del Duomo, y está literalmente envuelta en libros, con más de 35.000 volúmenes ordenados por temas a lo largo de los pasillos, repleta también de obras de arte.

Entre sus frases destacadas se encuentra la justificación que da a su forma de trabajar y cuestionar mediante ensayos y novelas; “Esa es mi manera de contribuir a clarificar algunas cosas. El intelectual no puede hacer nada más, no puede hacer la revolución. Las revoluciones hechas por intelectuales son siempre muy peligrosas”. 

Nació en la ciudad de Alessandria, en la región italiana de Piamonte, justo en el centro del triángulo entre Génova, Milán, Turín. De pequeño, él y su madre, Giovanna, se mudaron a un pueblito en la ladera piamontesa durante la Segunda Guerra Mundial.

Se doctoró en Filosofía en la Universidad de Turín, con L. Pareyson y su tesis fue sobre El problema estético en Santo Tomás (1956).

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar