CONTENIDO ESPECIAL EXTERNO

Mejorar el control de dinero fácilmente

Muchas veces nos encontramos en la situación en la cual recibimos billetes falsos, billetes que cualquier comerciante, banquero o trabajador puede detectar que posee un origen que no es correcto. Sin embargo, para muchas de las personas, resulta difícil encontrar diferencias que permitan detectar la veracidad o no de su dinero. Tener un buen control de dinero es algo importante en cualquier transacción.

Esto es aún más importante si hablamos del mundo de las operaciones inmobiliarias, donde las sumas que se utilizan son lo suficientemente altas. Hay casos, en los que se han detectado, durante casos de control de dinero, la presencia de billetes de valores grandes que eran falsos.

La relevancia del mercado inmobiliario: caso de éxito

Tal es el caso de Nicolás Billia. Billia es un operador inmobiliario que cuenta con más de 35 años de experiencia en el mercado. Es asesor de inversores nacionales e internacionales y tomó participación en diversas negociaciones a empresas.

En una de esas negociaciones, hubo un caso particular. Una operación de 1 millón de dólares, en la cual tanto compradores como vendedores estaban limitados por la falta de personal en el banco para atender aquella suma. En esta operación, Billia detectó la presencia de billetes de 100 dólares que eran falsos en lo que fue un arduo trabajo de dos horas.

Ante esta situación, Nicolás Billia tuvo una idea: un espacio que en Argentina no tiene muchas personas encargadas. Asesoramiento personalizado en el control y conteo de billetes en operaciones inmobiliarias.

¿Qué hacer si se posee dinero falso?

A pesar de que existen mejores métodos de impresión, además de la implementación de tinta y papel especiales, todavía hay falsificadores. Los funcionarios bancarios y los empleados del Servicio Secreto siempre están buscando monedas falsas.

Durante la última década, el Servicio Secreto de EEUU ha incautado aproximadamente el 90 por ciento de todas las monedas falsas conocidas impresas antes de que llegara a la circulación.

Sin embargo, la detección de una moneda falsificada no debe ser responsabilidad exclusiva de los funcionarios. Todos deben participar en la lucha contra la falsificación, ya que todos estamos afectados por ella.

Además, se debe estar familiarizado con el aspecto de la moneda real. Para ayudar a detener la falsificación las personas deben ser observadoras, y la mejor manera de ser diligente es saber qué buscar si se cree que se ha encontrado con una moneda falsificada.

Los falsificadores confían en el ojo no entrenado cuando pasan facturas falsificadas. Una de las mejores formas de disminuir la producción de dinero falsificado es aumentar la detección de billetes falsos. Esto solo puede hacerse aumentando la conciencia pública sobre las características de la moneda real.

No hay compensación financiera por la devolución de la factura falsificada, pero se tendrá la satisfacción de tomar la acción correcta y ayudar a combatir la falsificación.

Un crimen de larga data solucionado con el control de dinero

La falsificación de dinero es uno de los delitos más antiguos de la historia. Fue un grave problema durante el siglo XIX cuando los bancos emitieron su propia moneda. En el momento de la Guerra Civil, se estimaba que un tercio de toda la moneda en circulación era falsificada.

En ese momento, había aproximadamente 1.600 bancos estatales que diseñaban e imprimían sus propios billetes de dólares americanos. Cada nota tenía un diseño diferente, lo que hacía difícil distinguir las 4.000 variedades de falsificaciones de las 7.000 variedades de notas auténticas de dólares.

Se anticipó que la adopción de una moneda nacional en 1863 en Estados unidos resolvería el problema de la falsificación. Sin embargo, pronto fue falsificada, por lo que se hizo necesario que el gobierno tomara medidas de cumplimiento. El 5 de julio de 1865, se estableció al Servicio Secreto de los Estados Unidos para reprimir la falsificación.

Tags relacionados

Más de Informacion Gral