Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Llegan las obras de Malevich tras sortear el embargo de un millonario enemigo de Putin

La retrospectiva del artista ruso se inaugurará finalmente el 11 de septiembre en PROA. Llega con un mes de demora, esquivando las amenazas de un empresario enfrentado con Putin que quería quedarse con las piezas.

por  BELÉN PAPA ORFANO

@bepapaorfano
0
Llegan las obras de Malevich tras sortear el embargo de un millonario enemigo de Putin

Finalmente, tras un mes de demora, la Fundación PROA anunció que el próximo 11 de septiembre inaugurará la retrospectiva de obras del artista ruso Kazimir Malevich, creador del suprematismo, el movimiento de vanguardia de principios del siglo XX que buscó despojarse del entorno para volver al “grado cero” de la pintura.

A través de una carta publicada en Facebook, la directora de la fundación Adriana Rosenberg, agradeció al público “la paciencia, el interés y la fuerza que nos han dado para que Kazimir Malevich llegue a nuestro país”.

“Luego de varios días de intensos intercambios con autoridades de la Federación Rusa y con el apoyo incondicional del Embajador Argentino Dr. Pablo Tettamanti y su equipo, y de Pablo Avelluto Ministro de Cultura de la Nación, estamos en condiciones de confirmar la inauguración de Kazimir Malevich Retrospectiva en la salas de Proa”, sostiene el texto.

 

La muestra tenía fecha de inauguración para el pasado 13 de agosto, pero unos días antes PROA anunció su postergación indefinida sin brindar detalles de las razones. Durante un mes desde el edificio de Caminito guardaron estricto silencio respecto al caso. Cronista.com intentó comunicarse en reiteradas ocasiones con el departamento de prensa, quienes se negaron a brindar detalles al respecto.

Recién el pasado fin de semana, en una entrevista concedida al diario La Nación, Rosenberg ensayó una explicación que mezcla a un supermillonario encarcelado, al presidente de la Federación de Rusia Vladimir Putin y al ministerio de Cultura de la Nación.

Según explicó, la salida de las obras, unas 60 en total pertenecientes al Museo del Estado ruso, se demoró por un “problema legal” vinculado a una “amenaza de embargo por parte de un multimillonario ruso que fue expropiado y encarcelado por Putin”.

Al parecer, al quedar libre, el hombre comenzó una lucha para recuperar sus bienes que lo habrían llevado a advertir la posibilidad de quedarse con las obras una vez fuera de territorio ruso como parte de pago.

El Ministerio de Cultura debió intervenir en el tema para garantizar que las obras de arte, a partir de un convenio internacional, no pueden ser sujetas de embargo.  

Malevich, padre del suprematismo, rompió con todos los esquemas de la pintura durante las dos primeras décadas del siglo XX en Rusia. Con su obra Cuadrado Negro – un lienzo pintado de negro- abrió la puerta a lo que se llamó “grado cero” de la pintura al reducir al mínimo los elementos pictóricos con los que trabajaba y dar paso a las formas geométricas simples. Nacía así la abstracción geométrica.

La restrospectiva de PROA, curada por la experta Eugenia Petrova, recorre desde los inicios de Malevich con los simbolistas, su paso por el cubismo y futurismo, el nacimiento del suprematismo y las pinturas de campesinos y pasajes urbanos.  

Además, se exhibirán trajes diseñados para el teatro y documentación sobre la vida y el contexto social y político en el que trabajó.