Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Las grúas porteñas deberán sacar fotos antes de llevarse un vehículo en infracción

Buscan minimizar los reclamos de los conductores cuando se acercan a abonar la multa y retirar los vehículos.

Las grúas porteñas deberán sacar fotos antes de llevarse un vehículo en infracción

El gobierno porteño dispuso que los agentes de tránsito que se movilizan en las grúas que acarrean autos en la ciudad de Buenos Aires deberán sacar una fotografía del vehículo en infracción antes de proceder a su levantamiento, con el objetivo de evitar situaciones de conflicto.

El secretario de Tránsito y Transporte, Juan José Méndez, dijo que entregaron a esos agentes “un smartphone con una aplicación móvil para que registren la ubicación del auto o camioneta que están por levantar, a los efectos que cuando llegue el vecino y reclame pueda ver esa imagen y tenga la certeza del motivo por el que se lo llevaron y si lo hicieron bien”.

“Siempre existe la posibilidad posterior de resolver la discusión con el Controlador de Faltas, donde podrán reclamar y si corresponde hasta recibir un reembolso por el dinero abonado. Esto ya lo estamos haciendo y no hay ningún inconveniente”, agregó el funcionario en declaraciones al programa Contexto Político, que se emite por FM Milenium.

Sobre el cuestionado sistema de grúas, explicó que “en estos días se discute en la Legislatura el nuevo pliego” para “ordenar el estacionamiento en toda la ciudad y que cambie la modalidad del acarreo, ya que hoy el incentivo para las compañías es a medida que levantan mayor cantidad de autos o cobran más cantidad de horas de estacionamiento medido”.

“De ahora en más cobrarán un canon por su servicio y los ingresos serán de la ciudad para pagar el sistema o invertir en transporte público. El único objetivo será el ordenamiento del tránsito y estacionamiento”, remarcó.

Méndes también se refirió al anunciado aumento en la cantidad de cámaras ubicadas en la Ciudad para controlar las diferentes infracciones: “No queremos subir el número de multas, por el contrario, aspiramos a que se cumplan las normas y todos sean conscientes que a medida que crece la velocidad también lo hace la posibilidad de sufrir accidentes”, afirmó.

“Siempre ponemos como ejemplo la curva de la avenida Figueroa Alcorta, en Palermo, donde hace casi ya 5 o 6 años los accidentes fatales disminuyeron casi a 0. Esto empezó a ocurrir a partir de la instalación de las cámaras y vemos cómo todo el mundo frena. Ahí tenemos una demostración de que la tecnología ayuda a salvar vidas”, ejemplificó.

Luego admitió que muchos automovilistas bajan la velocidad ante la presencia de radares pero luego la aumentan, pero apuntó que “la mala noticia para los que asumen ese riesgo es que las cámaras se rotan y no todos tienen la información permanentemente actualizada. Pero además hacemos infracciones con controles móviles y con esa modalidad en lo que va del año hemos pasado las 11.000”, precisó.

“De todos modos en la ciudad se percibe que hay un control y por eso la violación de los límites ha caído bastante y los siniestros son menos violentos que hace 8 años”, indicó el funcionario porteño.

Fuente: Télam