Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Documentos secretos: la historia de la familia por la que Carter enfrentó a Videla

En agosto de 1977, los Deutsch fueron detenidos en el barrio Parque Vélez Sarsfield, en la ciudad de Córdoba. Por sus conexiones con el Partido Demócrata norteamericano y el periodista Robert Cox, lograron salvarse y exiliarse en Estados Unidos. 

Documentos secretos: la historia de la familia por la que Carter enfrentó a Videla

- ¿Y ustedes por qué son tan importantes?-, dice una voz desde lo alto.

- No sé a qué se refiere, señor-, responde Alejandro, un hombre de 57 años, húngaro, con las manos atadas detrás de la espalda y una venda que tapa sus ojos.

Alejandro Deutsch no es cualquier persona ni está en un lugar cualquiera. Está, en ese momento, en el centro clandestino La Perla, en las afueras de Córdoba Capital. La detención ilegal de su familia era, semanas después de haberse producido, un ítem importante de la agenda bilateral entre Argentina y Estados Unidos, al motivar el pedido especial del presidente Jimmy Carter al dictador Jorge Rafael Videla para que fueran liberados. Pero Alejandro no sabe nada de esto todavía. Lo que sí sabe es que un grupo de personas irrumpió violentamente en su casa, detuvo a su mujer y a sus tres hijas, y un hombre que no conoce y al que no puede verle la cara le habla y le pregunta cosas que para él, aún, no tienen respuesta.

Es agosto de 1977. Un año y cinco meses antes, Videla y la Junta Militar había desplazado del poder a María Estela Martínez de Perón e instaurado un régimen de terror, persecución y asesinato de militantes políticos, referentes populares y mucha otra gente que luego se comprobaría no tenía ningún tipo de actividad política. 

Alojados primero en el Campo de La Ribera y luego en La Perla, los Deutsch pasan días terroríficos. "A la única persona que podíamos ver era a una mujer, que también estaba presa. Era la que nos traía la comida. Una vez, ella nos llevó al baño a mi mamá, mis hermanas y a mí, y nos dejó un tiempo solas. Recién en ese momento pudimos hablar de lo que había pasado la noche en la que nos detuvieron. Ahí fue cuando me enteré, por ejemplo, de que mi hermano Daniel no estaba en La Perla con nosotros", cuenta a CRONISTA.COM Susana, la segunda de las hijas.

Daniel, el mayor y único hijo varón de la familia, logró salvarse porque su padre, al ver movimientos extraños, llegó a llamarlo por teléfono. Él y Antonio Granero, en ese momento novio de Susana -conocido por su pseudónimo 'Cascote' en la revista Hortensia-  fueron quienes se movieron para averiguar en dónde estaban detenidos y qué había pasado con ellos. Daniel, aun hoy, vive en Estados Unidos.

El caso de la familia Deutsch forma parte de las historias que vuelven a aparecer a raíz de la lectura de los documentos desclasificados por Estados Unidos y que el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, trajo al país la semana pasada, como parte de un compromiso que Barack Obama había asumido en su visita a la Argentina en marzo de este año.

Entre los documentos, hay una carta que el demócrata Jimmy Carter le envió a Videla en 1977, en la que consta el reclamo por la liberación de la familia Deutsch. De la lectura de ese documento surge que el tema había sido tratado en septiembre de ese mismo año, cuando Videla había viajado a Washington para presenciar la firma del tratado Torrijos-Carter por la neutralidad en el Canal de Panamá. 

"La hermana de mi papá tenía una participación activa en el Partido Demócrata en Estados Unidos. Cuando se enteró de nuestra detención, se comunicó con uno de los congresistas, y ahí empezaron los reclamos por nosotros. Además, mi marido, por su actividad en la revista Hortensia, llegó a contactar a Robert Cox, del Buenos Aires Herald, y ahí nuestro caso se hizo conocido en Argentina", recuerda Susana. 

En octubre del '77, siete meses después de ser detenidas, son liberadas Elena, Susana y Elsa, la madre y dos de las hijas del matrimonio y en enero de 1978 se exilian, vía Uruguay, en Estados Unidos. Liliana, la más chica -que en ese momento tenía 17 años-, quedó presa un año más. 

"Yo estaba en el secundario y formaba parte en ese momento del centro de estudiantes de la Escuela Manuel Belgrano, que era de una corriente política de izquierda. Pero de ninguna manera participaba de la lucha armada o era terrorista, como Videla me describe en la carta que le envía a Jimmy Carter", dice Liliana, crítica de algunos medios de comunicación que, al recoger la noticia de los archivos desclasificados, eligieron darle lugar a la respuesta que el militar argentino le había enviado al presidente norteamericano y que contiene una descripción falsa de ella y su familia. 

Susana, la hermana del medio, cuenta: "`Éramos una familia de clase media que tenía todo resuelto. Mi papá era comerciante y tenía un negocio de ventas de calderas, que casualmente era proveedor del Ejército". 

Con meses o incluso más de un año de diferencia, toda la familia Deutsch se exilió en Estados Unidos. Sin documentos argentinos, y con el patrocinio de la embajada norteamericana en Argentina, llegaron a Los Ángeles bajo la figura de "Humanitarian Parole", ya que no estaba contemplada en la legislación norteamericana la opción de "refugiados políticos" para ciudadanos provenientes de países que no fueran de la Europa comunista.

"Esos primeros años de exilio fueron muy fuertes, llenos de cargas. No hablábamos el idioma y teníamos que conocer muchas cosas, porque todo era nuevo. Pero eso también nos ayudó a poner atrás todo lo malo que vivimos", cuenta Susana.

Con el retorno de la democracia, algunos miembros de la familia volvieron a la Argentina. Las mujeres, madre e hijas, declararon en el Juicio a las Juntas Militares, e inclusive fueron testigos del actual proceso judicial que se desarrolla en Córdoba, conocido como Megacausa La Perla. 

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar