U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Día de los Cafés Porteños: cómo es escribir entre tazas y aromas

Con motivo de celebrarse el Día de los Cafés Porteños el escritor Luis Mey ofreció en La Poesía una charla donde reveló sus rituales de escritura entre mesas, sillas, tazas y ruido. 

Día de los Cafés Porteños: cómo es escribir entre tazas y aromas

“De chiquilín te miraba de afuera como a esas cosas que nunca se alcanzan”, le cantaba Enrique Santos Discépolo al cafetín de Buenos Aires e inmortalizaba en un tango el espíritu bohemio de los cafés porteños. Desde el 2000 se celebra cada 26 de octubre el Día de los Cafés Porteños en honor a uno de los más emblemáticos de la ciudad, el Café Tortoni. Ese día, pero de 1894, habilitó sus puertas hacia la calle Av. De Mayo -ya poseía una entrada por Rivadavia- e inició un ciclo de expansión de los cafés por toda la ciudad. Para celebrar la jornada, el grupo cultural Cafés Notables convocó al escritor Luis Mey para compartir sus rituales de café, las experiencias que atraviesan su trabajo cuando se sienta café o vaso de licor mediante a escribir en público.  

“Me di cuenta que para escribir las cosas más horribles o turbias lo tenía que hacer en público”, cuenta Mey en el Café La Poesía, uno de los bares que conforma Los Notables junto a Bar El Federal, Café Margot, Bar de Cao y Celta Bar. El Gobierno de la ciudad de Buenos Aires reconoce unos 85 como Bares Notables, pero el número total de cafés distribuidos por toda la ciudad es una incógnita.

Mey es autor de más de cuarenta novelas -muchas aún sin publicar-, entre las que se destacan “Los pájaros de la tristeza”, “Diario de un librero”, “La pregunta de mi madre”, “Tiene que ver con la furia” y “Las garras del niño inútil”. Además de escritor es un muy buen orador. Verborrágico y ordenado crea suspenso en su relato sin perder la comicidad.

Antes de intercambiar anécdotas con el público leyó un texto sobre su experiencia de escribir en cafés el cual, confesó, irónicamente escribió mientras tomaba mate en su casa. Allí admitió que volcarse a estos locales de mesas, sillas, aromas y ruido tiene que ver con alejarse de sus espacios de confort y adquirir herramientas.

En el primer piso de La Poesía reveló que se vuelca a los cafés para escribir “porque estoy podrido de mi casa”. Y, como cantaba Discépolo “en la mezcla milagrosa de sabihondos y suicidas” que habitan los bares, Mey sostuvo que encuentra “disparadores de escritura en voces que quizás jamás leyeron un libro”.

El festival del FECA

El sábado 28 y domingo 29 de octubre se llevará a cabo el festival FECA entre las 10 y las 19 en Plaza República de Perú (Av. Figueroa Alcorta y Salguero). El evento, considerado la fiesta del café, es un espacio para probar los mejores cafés, participar de tallares a cargo de especialistas y acopiarse de los granos más exóticos. Además, se revelará al ganador del Mejor Café Notable de la Ciudad, el cual se pudo votar a través de las redes sociales durante casi todo octubre.

Comentarios1
Carlos Alberto
Carlos Alberto 27/10/2017 01:50:44

El mejor café de Buenos Aires se saborea (palabra escasa para transmitir la calidad, el perfume y el placer de un buen café) en el Florida Garden.

Más notas de tu interés