Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Después del mundial de sommeliers, ahora les toca competir a los bartenders

Profesionales de Argentina; Colombia; Perú; Chile y Uruguay buscaron ayer en la ciudad de Ushuaia llevarse el título del mejor de Sudamérica. Se evaluó la preparación de los tragos y también la destreza

Después del mundial de sommeliers, ahora les toca competir a los bartenders

Un mes después del mundial de sommeliers, que se celebró en Mendoza, le llegó el turno a los ex barmans, ahora bartenders. Profesionales de distintos países estuvieron compitiendo ayer por la madrugada en la ciudad de Ushuaia para llevarse el título del mejor de Sudamérica. Se trató del primer encuentro de este tipo que se realiza en la zona y contó con la participación de competidores locales y de países como Colombia, Perú, Chile y Uruguay.

"Es la primera vez que se realiza un torneo de este tipo en Tierra del Fuego y estamos muy conformes con la convocatoria que estamos teniendo", destacó Germán Olivera, organizador del Torneo Barman Show. "Sin duda, la categoría de bartenders está creciendo a un ritmo acelerado en nuestro país y resultado de ello es la enorme cantidad de jóvenes que están incursionando en este mercado", agregó.

¿Cómo funciona un campeonato de bartenders?. En este caso, los participantes tenían seis minutos para preparar tres tragos. Además, debían destapar una cerveza de manera original al estilo flair bartening, la modalidad acrobática de la coctelería que incluye el revoleo de botellas, cocteleras y vasos.

La cerveza que auspicia el evento es Beagle, una marca artesanal que se elabora en Tierra del Fuego y en el último tiempo comenzó a exportarse. De los tres tragos que elaboraron los participantes uno fue para el jurado y los otros dos fueron entregados al público, que pudo presenciar el torneo con entrada libre y gratuita en el Casino Club de Ushuaia.

El jurado encargado de calificar a los participantes lo integraba Adriano Marcellino, el brand ambassador de Johnny Walker en la Argentina; Sabrina Pereyra, directora del Instituto Argentino de Coctelería (IAC); y autoridades de la empresa fabricante de la cerveza Beagle. Los jurados debían puntuar en base a la degustación de los tragos pero también a la dificultad de los movimientos de los participantes.

"Hay descuentos de puntos por una caída, un derrame o si el trago quedó corto o le sobró. El 30% de los puntos se lo lleva el trago y el resto se califica de acuerdo a lo que es show, si se coordinan los movimiento con la música. O si el trago hace referencia a la canción elegida. Los temas los eligen cada participante y se enganchan tres o cuatro temas en una rutina", detalló Olivera.

Los que participan tienen la obligación de hacer como mínimo un minuto de working flair, unas acrobacias rápidas, y dos de exhibición, donde la botella tiene sólo "un dedo" de líquido lo que permite maniobrar acrobacias más sofisticadas. El primer premio fue de $ 10.000 y el segundo de $ 5000, destinado básicamente a costear los gastos de viaje.

"Para los bartenders hay bastante salida laboral. Muchos argentinos están trabajando ahora en los Estados Unidos en ciudades como Las Vegas. En la Argentina se trabaja mucho por temporadas, donde se hace una mayor diferencia, y con un trabajo más estable en ciudades como Buenos Aires, Rosario y Mendoza", señaló Olivera, que dicta un curso de . La carrera de bartender empieza como runner, después barman y finalmente jefe de barra. Según Olivera, hoy un barman cobra aproximadamente $ 5000 por armar una carta de tragos.

En la Argentina, en la ciudad de Mendoza, también se realizó el año pasado el XIX Campeonato Panamericano de Coctelería, que premió a los mejores bartenders del continente.