Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Cuáles son los consumos culturales que prefieren los argentinos

Un estudio realizado por la UADE reveló la preferencia por escuchar música por internet, mientras que 6 de cada 10 personas consumen series y películas por televisión.

Cuáles son los consumos culturales que prefieren los argentinos

El Centro de Investigaciones Sociales (CIS) UADE - Voices! realizó un estudio de opinión pública a nivel nacional con el objetivo de analizar el consumo de bienes y servicios culturales en la Argentina. Entre los principales resultados, se destaca que la mitad de los argentinos afirma escuchar música por Internet, mientras que 6 de cada 10 consume series y películas por TV una o más veces por semana.

Andrés Cuesta, Secretario Académico de la Fundación UADE, señaló que “si bien según este relevamiento nacional el consumo de películas y series por la televisión abierta o por cable es el consumo cultural más generalizado, los nuevos medios digitales están ocupando un espacio cada vez más relevante”.

“Tres de cada diez argentinos afirman consumir al menos una vez al mes videos exclusivamente hechos para Internet, mientras que la mitad de los argentinos afirma utilizar la web y aplicaciones online como canal para escuchar música, dando lugar a nuevos fenómenos de articulación de medios y lenguajes”, explicó.

Asimismo, Constanza Cilley, Directora Ejecutiva de Voices!, dijo que “el estudio muestra que hoy internet no es solo un instrumento comunicación o diversión sino que constituye un importante facilitador de la cultura”.

Del estudio se desprende que un 35% de la población ve o escucha programas culturales en TV o radio al menos una vez a la semana y un 15% de 1 a 3 veces en el mes, en tanto que la lectura es la segunda gran actividad elegida (un 31% de la población lee libros una vez por mes o con mayor frecuencia). En ambos casos, se destacan fuertemente los estratos sociales altos por sobre el resto.

El trabajo se realizó tomando como base una encuesta realizada en todo el país a 1002 personas de 16 años y más, utilizando entrevistas personales como instrumento de recolección de datos.

El 47% de los argentinos concurre al cine por lo menos una vez al año, y con la misma periodicidad (al menos una vez en el año) un 32% visita lugares históricos o monumentos, un 28% asiste a exposiciones o museos y un 26% a conciertos.

Alrededor del 20% de la población visita teatros, bibliotecas y asiste a ver ballet, danza u óperas. Son estas las actividades de menor difusión en la sociedad: entre 6 y 7 de cada 10 argentinos declaran nunca haberlas hecho.

En tanto, casi la mitad de los argentinos (48%) declara que prefiere realizar actividades culturales en su casa, mientras que un 33% se inclina por salir, y otro 13% disfruta de ambas cosas. La preferencia por permanecer en el hogar aumenta entre las mujeres (53% contra un 43% de los hombres) y a mayor edad.

También se observa una fuerte correlación con el nivel socioeconómico de los respondentes: mientras que solo un cuarto de la clase alta y media-alta declara inclinarse por quedarse en casa, esta proporción escala al 40% de la clase media y asciende aún más en los sectores bajos alcanzando al 57%.

Geográficamente, el estudio revela además que mientras las “salidas” son más comunes en la Capital Federal (51% prefiere salir), esa proporción se reduce al 39% en el Gran Buenos Aires y cae al 29% en el Interior.

Quienes se quedan en casa lo hacen mayormente por comodidad (53%) y economía (32%), mientras que salir del hogar se prefiere básicamente porque genera placer como actividad en sí misma (32% lo hace solo “para salir de la casa” y un 27% por “gusto”).

Ante la pregunta específica acerca de la frecuencia con que se usa Internet con fines “culturales”, alrededor de 4 de cada 10 entrevistados declaran hacerlo al menos una vez por mes (43%), y de hecho, un 28% lo hace varias veces en una misma semana. Un 11% lo hace con menor frecuencia y otros 4 de cada 10 no lo hacen nunca.

Al indagar puntualmente por las cosas para las cuales efectivamente utilizaron Internet en términos estrictamente “culturales”, la música adquiere un lugar central en los consumos culturales de los argentinos a través de la web: un 48% declara escuchar y un 32% la descarga.

En segundo lugar aparece la lectura de artículos culturales de diarios online (33%) y algo más atrás la búsqueda de información sobre eventos culturales (29%). Escuchar música online crece a menor edad y fundamentalmente en Capital Federal donde alcanza 61% de los entrevistados.

La “descarga de música” presenta una tendencia inversa en términos socioeconómicos, es decir, crece a medida que disminuye la condición social, y la lectura de artículos culturales prevalece entre mayores de 30 años (35%), en sectores medios y altos (casi 4 de cada 10 contra un 26% de personas de estratos bajos) y tiende a ser mayor en la Capital Federal (38%) que en Gran Buenos Aires (34%) e interior (31%).

El estudio revela a su vez que a pesar del amplio predominio de la TV en Argentina, soporte al que acude el 60% de la población al menos una vez a la semana para ver películas o series (aumentando entre los menores de 50 años, en sectores medios y bajos), ver videos especialmente diseñados para la web es una actividad llevada a cabo por casi 3 de cada 10 argentinos como mínimo una vez al mes.

Asimismo alrededor del 20% de la población descarga este tipo de productos de internet en forma gratuita al menos una vez al mes, en tanto un 10% lo hace en forma paga (a través de Netflix u otros sitios similares).

Por otra parte, el estudio muestra que quienes generan/desarrollan actividades culturales ya sea través de obras propias o realizando cursos, son 4 de cada 10 entrevistados (43%) mientras. Un 57% que no desarrolla ninguna actividad en las cuales se generen obras o productos culturales.

Entre quienes declaran haber realizado alguna actividad cultural, casi un cuarto eligieron actividades tales como la pintura, la escultura, o afines (25%). Similar proporción eligió bailar (23%), y otros 2 de cada 10 prefirieron tocar un instrumento o cantar.

La pintura, escultura, o similares son actividades más frecuentes entre mujeres (32% versus 17% de varones), aumentando significativamente entre los más jóvenes (35% contra 16% del segmento de mayor edad), a mayor nivel en la escala socioeconómica (alcanzando al 37% de la clase alta contra un 30% de sectores medios y 21% en sectores bajos), y también en la Capital Federal (36%).

El “baile” es también más habitual entre las mujeres (25% contra un 20% de los hombres), a menor edad, donde alcanza un 32% entre los más jóvenes, a mayor nivel socioeconómico (34% en estratos altos, 28% en la clase media y 18% en la baja) y en la Capital Federal (39%) contra un 27% en el Gran Buenos Aires y un 20% en el interior del país.

Los hombres prevalecen claramente en lo relativo a tocar algún instrumento musical (31% contra 8% de mujeres), actividad que también es más habitual –al igual que la escritura de poemas, ensayos, cuentos o novelas-, a menor edad y mayor nivel socioeconómico.

La escritura también aumenta su incidencia en la Capital Federal, donde duplica los guarismos registrados fuera del distrito (30% versus 12% respectivamente).