Los detalles de la espera de los funcionarios rescatados

El vocero presidencial Iván Pavlovsky habló sobre el duro momento que le tocó vivir en las altas cumbres. "La pasamos muy mal, pero por suerte ya nos rescataron", señaló.

El vocero presidencial, Iván Pavlovsky, habló tras ser rescatado del cerro catamarqueño del Aconquija, en el que aterrizó de emergencia un helicóptero oficial que trasladaba a parte de la comitiva del gobierno nacional, y destacó que "fue una noche muy dura" aunque recalcó "el comportamiento de la tripulación".

"Nos hicieron una revisación médica ni bien llegamos al aeropuerto de Santiago (del Estero) y estamos todos muy bien", destacó el funcionario. "La noche fue muy fría, teníamos poca gasolina así que cada dos horas, cuando ya algunos teníamos hipotermia, la prendíamos y la dejábamos por 15 minutos. Con eso tirábamos."

Pavlovsky destacó el comportamiento de los miembros de la Fuerza Aérea que los acompañaban, más allá del duro momento en una zona inhóspita y casi sin víveres ni abrigo.

"No teníamos alimentos ni agua, y lo peor es que tampoco teníamos vestimenta porque nuestras valijas fueron en el vuelo del Presidente. Fue una noche larga pero prevaleció el comportamiento de la tripulación, encabezada por el capitán Bornices, que nos organizaron y estuvieron en los detalles. Cada hora comíamos un cuarto de galletita y dos sorbos de agua para mantenernos hidratados."

"No teníamos alimentos ni agua, y lo peor es que tampoco teníamos vestimenta porque nuestras valijas fueron en el vuelo del Presidente", señaló Pavlovsky. 

Según relató el funcionario en diálogo con el canal TN, fueron las malas condiciones del clima las que complicaron el vuelo del helicóptero, en momentos en que legaban a Santiago del Estero.

"Estábamos yendo de Cachi a Termas y cuando el capitán llega a Termas se encuentra con una capa de nieve que le impedía bajar. Intentamos desviarnos al aeropuerto de Santiago, tampoco pudimos entrar", explicó. "Y ya cuando estábamos con combustible escaso, tomó la decisión acertadamente de volver hacia la motaña que habíamos pasado, los cerros del Aconquija, y buscar un claro para aterrizar. Eso habrá sido a las 18 horas. Tuvimos que pasar la noche ahí con temperaturas muy bajas."

Tags relacionados