U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Con balas de Malvinas, Pallarols creará dos rosas

El maestro orfebre fundirá una cápsula de bala de un proyectil del ejército argentino con parte de uno inglés que se encontraron tras la guerra  para realizar dos flores de bronce como símbolo de la paz.

Con balas de Malvinas, Pallarols creará dos rosas

El maestro orfebre Juan Carlos Pallarols fundirá una cápsula de bala del ejército argentino con parte de un proyectil inglés que se encontraron tras la Guerra de Malvinas para realizar dos rosas como símbolo de que otra comunicación es posible.

“El arte es muy sanador”, dice Pallarols en su taller de San Telmo. "Como argentino sufrí mucho con la guerra, lo único que rescato son las señoras que tejían bufandas para los soldados".

"Pensar, para crecer", responde el orfebre cuando se le consulta por la motivación para este nuevo proyecto. Desde que conoció al teniente primero José Martiniano Duarte cuenta que se le ocurrió realizar una pieza con el fin de conmover y movilizar.

Duarte se enfrentó cuerpo a cuerpo con John Hamilton, un capitán de las fuerzas especiales inglesas, durante un combate en la Isla Gran Malvina. El ex combatiente argentino decidió dar sepultura con honores al capitán inglés en un regimiento del lado argentino. El testimonio de soldados británicos sobre aquel acto llegó a oídos del otro lado del Atlántico y su viuda, veinte años después, quiso conocer a Duarte. El encuentro tuvo lugar un 9 de abril de 2002 en la Embajada Argentina en Londres.

“La guerra fue una excusa para Galtieri y para el gobierno de Margaret Thatcher” reflexiona Pallarols, “ambos necesitaban tapar lo que estaba ocurriendo en respectivos países”.

El Ejército Argentino donó al orfebre una cápsula con la cual una parte se utilizó para hacer láminas de bronces transformadas en palomitas de la paz. Pallarols pensó en la niña de las mil grullas, Sadako Sasaki, quien como causa de la explosión de la bomba de Hiroshima contrajo leucemia. Sadako comenzó a realizar grullas con cajas de medicamentos como deseo no sólo de que ella se recuperase sino por todas las víctimas que sufrían las causas de la guerra. Sirviéndose de esta inspiración, hace cinco años Pallarols talló palomitas cuyas alas dicen “paz”.

Desde el lado inglés, y gracias a los vínculos que mantuvo el teniente Duarte, un proyectil británico se fundirá con la cápsula del ejército argentino para convertirse en dos rosas. Lo que no puede la guerra, ¿podrá el arte?. Para el orfebre, la hermandad de ambos pueblos es posible.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés