Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Basural PET: en la Argentina se tiran 12 millones de botellas de plástico por día

Servirían para construir una Torre Le Parc de 57 pisos diaria. Cada argentino desecha por año 300 botellas PET. Aunque son reciclables sólo se recupera un 30% para fabricar textiles, escobas o nuevos envases

Basural PET: en la Argentina se tiran 12 millones de botellas de plástico por día

Hoy se producen y se descartan en el país unas 200.000 toneladas anuales de envases PET, y si bien son perfectamente reciclables, sólo se recuperan con este fin unas 70.000 toneladas (un 30%). Estas montañas literales de plástico generan, además del daño ambiental, una oportunidad de negocios desaprovechada. Es más, con la cantidad de botellas que se tiran diariamente se podría construir un edificio del tamaño de las torres Le Parc por día.

Un reciente informe de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Palermo destaca los principales factores por los que el reciclado del PET está poco explotado en la Argentina. Entre otros, enumera la informalidad en la recolección y acopio, la falta de precios uniformes para el material y de una logística adecuada, la insuficiente separación de residuos en el hogar y la ausencia de una ley que obligue a las empresas a hacerse cargo de los envases post consumo o reutilizarlos.

Cada año se generan en el país unas 14 millones de toneladas de basura, de las cuales un 14% son plásticos, principalmente PVC (Policloruro de Polivinilo) y PET (Polietileno de Teleftarato). El primero está presente en paquetes de alimentos, cortinas para la ducha y marcos de puertas y ventanas y no es reciclable. El segundo en cambio, es fácilmente reciclable y se usa en botellas de agua, gaseosas y envases de productos de limpieza.

Una botella PET arrojada a la basura tarda más de 150 años en degradarse. Pero si se la recupera y recicla, con ella se se pueden fabricar fibras textiles para la confección de mantas, prendas de vestir, bolsos, alfombras, calzado, cuerdas, cepillos, escobas o nuevos envases. De hecho, más de la mitad (40.000 toneladas anuales) de los envases que se recuperan post consumo en el país, se lava y se muele para exportar a China como fibra textil. El resto es procesado para su reutilización en envases de bebidas y alimentos. De acuerdo a fuentes del sector, sólo un 20% del PET reciclado se incorpora en la producción de nuevas botellas, aunque podrían fabricarse 100% con material reciclado.

Las ventajas son múltiples. Mientras para fabricar una tonelada de PET convencional se consumen 3,8 barriles de petróleo, si el material es reciclado sólo se usan botellas que están en el suelo, ríos, cunetas y basurales. El reciclado requiere un 70% menos de energía y emite un 59% menos de gases gases de invernadero, responsables en gran medida del cambio climático.

Por otra parte, el reciclado reduce el volumen y los costos de disponer residuos en rellenos y basurales, y crea miles de empleos en la recolección y acopio de los envases.

Según el trabajo de la Universidad de Palermo, existen en el país unas 25 cooperativas que funcionan como centros de recepción, separación, limpieza y acondicionamiento de materiales reciclables, y emplean a unas 4200 personas. Sin embargo, un número muy superior de recolectores hacen esta tarea de manera informal.
En tanto, la Cámara Argentina de Industrias de Reciclados Plásticos tiene registradas 56 empresas dedicadas a la actividad. Cabelma, fundada hace 55 años como envasadora y reconvertida en recicladora de envases, es una de las líderes del rubro y procesa unos 12 millones de envases diarios.

Reciclar S.A., fundada en 1974, desarrolló hace cinco años, con apoyo del Ministerio de Ciencia, un sistema que no sólo recicla las botellas, sino también las tapas, anillos de seguridad y etiquetas, para la producción de pellets, sunchos y caños de polipropileno. En su planta procesa unas 30.000 toneladas anuales (600 millones de botellas) y brinda empleo a 200 personas en forma directa y unas 500 en forma indirecta.

La tecnología y la capacidad para reciclar millones de envases está disponible. Una acción simple como separar los residuos en cada hogar ayudaría a impulsar la actividad.

Más notas de tu interés

Comentarios4
Jorge Vazquez
Jorge Vazquez 01/02/2017 02:24:34

E la Argentina la riqueza se descarta. Si no, de que nos quejaríamos despues?

Gonzalo Martinez
Gonzalo Martinez 01/02/2017 12:58:07

Las viejas latas de acero siguen siendo las mas amigables y reciclables de todos los envases !!

Rafael Puentes Peña
Rafael Puentes Peña 01/02/2017 09:51:43

Acá hay que tomar medidas gobierno!!! No en las bolsitas de los super, en las botellas y envoltorios plásticos está el tema. Hay que tomar medidas para volver al vidrio.