Barbijo, tapaboca y máscara: para qué sirve cada uno y cuándo conviene usarlos

Si bien tienen usos similares, los diferentes elementos para protección sanitaria son diferentes y se usan de diferente manera.

Desde que su publicó la obligatoriedad del uso de barbijos en la Ciudad, se generaron dudas respecto a cómo es cada unidad sanitaria de protección y en qué se diferencian.

El tapaboca y nariz evita que la persona esté eliminando y emitiendo gotitas con el potencial virus si estuviera enferma y el uso es muy importante para evitar que la persona enferma contamine las superficies o contagie a las personas sanas. El tapaboca es una suerte de barbijo casero que tiene como función evitar la propagación de partículas portadoras de la infección, como las de la saliva o las fosas nasales. Según el consejo de los expertos, estos elementos son de uso descartable y se deben dejar de utilizar cuando estén humedecidos (por lo general, duran unas cinco horas).

En esta categoría también se pueden incluír los protectores "máscara", muy similares al que usan los soldadores. Estos protectores son funcionales para los ojos pero tienen peor performance en comparación con los tapabocas o barbijos tradicionales.

Por su parte, los respiradores de uso profesional están reservados para quienes trabajan o se desempeñan en el área de salud pública. Las máscaras n95 son como un respirador de partículas desechable que está destinado a ayudar a reducir la exposición del usuario a ciertas partículas en el aire. Es una máscara quirúrgica, está diseñada para ser resistente a las salpicaduras de fluido y las salpicaduras de sangre y otros materiales infecciosos. No contiene componentes hechos de látex, es de caucho natural con un diseño en forma de taza resistente al colapso, bandas trenzadas, espuma de amortiguación para la nariz y su construcción es en peso ligero para uso cómodo. Fue uno de los ítems que envió China como ayuda a Alberto.

Tags relacionados
Noticias del día