Viernes  04 de Junio de 2010

Australia bajo el mar

Great Barrier Reef, el universo de coral más importante del mundo, conjuga un sinfín de maravillas de cara al Pacífico. El espectacular entorno marino convive allí a la perfección con lujosos resorts, deliciosa gastronomía y los mágicos sabores del syrah australiano.

Texto y fotos: Giorgio Benedetti

El primer contacto que se tiene con el más pequeño de los continentes del mundo puede entenderse como un vaticinio de lo que vendrá. Mientras el avión desciende, el panorama aéreo comienza a mostrar cientos de pequeños islotes verdes desparramados sin orden por ese Pacífico tan azul que contiene a Oceanía. Caprichosas formas insulares, boscosas, que simulan florecer del agua cálida y transparente. Así, con ribetes paradisíacos, se ostenta Australia minutos antes del aterrizaje en Brisbane, la ciudad donde generalmente llegan aquellos que van en busca de sus increíbles playas y de la gran barrera de coral.

El aeropuerto está situado cerca de la costa, presentando un escenario sumamente metropolitano (al que contribuye su arquitectura moderna), con hombres de negocios esperando en los lounges y un movimiento que lo coloca como el tercero en importancia del país, luego de los de Sydney y Melbourne. Es igualmente famoso, incluso entre los locales, por la poca simpatía de su personal de Aduana cuando recibe extranjeros no europeos (especialmente latinos). “En Brisbane todavía es así”, suelen comentar, sonrientes y superados. Pero son sólo esos pocos empleados (que sin buena cara solicitarán la visa y el pasaporte en regla) los que nublen el eterno sol de Brisbane. En la calle, el talante de la gente es, definitivamente, otro: cordial, respetuoso, sumamente civilizado, como suele decirse.

Los tiempos disponibles y el deseo de rélax decidirán si es posible pasar alguna noche en la joven y próspera urbe. Si es así, la zona a descubrir es Riverside, entre el muelle y el centro financiero y comercial. Allí, las citas gastronómicas tienen, entre sus mejores propuestas, a Vino’s, La Brasserie y Piernine, a los que hay que sumarles el wine bar Anise, en el corazón del barrio de New Farm, una excelente opción para probar vinos de diferentes regiones de Australia. Entonces, déjese llevar por sus sentidos y por los consejos del sommelier detrás de la barra, y recuerde que la blanca sauvignon blanc y la tinta syrah son las variedades que mejor se dan en la isla (y que, muchas veces, logran ejemplares de nivel internacional).

Por el contrario, si nada merece detener el trayecto hacia las playas, habrá que llegar hasta el aeropuerto doméstico, o bien al muelle Holt Street, a 20 minutos del centro, y partir, por ejemplo, hacia la isla Moreton. El trayecto dura poco más de una hora en barco, hasta que se distingue la arena clara y, más allá, la estructura mediterránea del Tangalooma Wild Dolphin Resort, una reserva que, cada atardecer, recibe a decenas de delfines en su costa, los cuales –dóciles– se dejan alimentar por los visitantes. De todas maneras, el lugar ofrece otras actividades, que incluyen desde excursiones para bucear alrededor de un antiquísima embarcación hundida hasta paseos que alcanzan el corazón de la isla donde, paradójicamente, se presenta, de súbito, un interminable desierto con montañas de arena por las que es imposible dejar de lanzarse recostado en tablas con parafina. Allí, tanto el servicio como las instalaciones son excepcionales: no hay suntuosidad pero sí suficiente comodidad para que turistas de todo el mundo quieran regresar. Siempre. La arena clara y el mar transparente, por lejos, monopolizan las actividades.

Rumbo a la barrera de coral

Si aterrizar en Brisbane fue un festín de colores y formas, hacerlo en Hamilton Island, con el agua rodeando la pista, es algo inolvidable. Hamilton, la dueña del único aeropuerto del archipiélago, es la más grande de las 74 islas bautizadas Whitsundays, acomodadas entre las costas de Brisbane y la Gran Barrera de Coral. Son, sin duda, las vedettes turísticas del país, ya que están emplazadas en las afueras de la formación coralina, muy cerca de su corazón. Aunque muchos son farallones deshabitados que se visitan durante el día, la constante en islas como Hayman, Daydream, South Molle, Club Med Lindeman y Club Crocodile Long son los resorts, las pequeñas villas costeras y las embarcaciones que recorren el mayor universo de coral del mundo. Porque la llamada Great Barrier Reef, destino final de miles de extranjeros, cuenta con 2.900 arrecifes, 71 islas coralinas, 350 especies de coral, 4 mil de moluscos y más de 1.500 clases de peces que viven en ese entorno submarino sin igual.

Desde el muelle que está pegado al aeropuerto de Hamilton parten catamaranes que compiten en esplendor, dirigiéndose hacia distintos destinos. Uno de los más exuberantes llega hasta Hayman, la más refinada y elegante de las islas, y tarda apenas algo más de una hora, que se gasta en degustar copas y ostras de los mares locales, aunque también en el llenado de la ficha de check-in, por supuesto, sin abandonar la terraza de la embarcación.

Ya desde el arribo, este islote se muestra como el gran representante del lujo oceánico, ostentando entre la vegetación a su único alojamiento: el Hayman Island Resort ha sido considerado como el mejor de su clase por las revistas Travel & Leisure, Condé Nast, Forbes y la exigente guía Zagat, y amplió recientemente sus servicios con una inversión cercana a los u$s 8 millones, al tiempo que expandió, como nunca antes, sus espacios para convenciones y reuniones empresariales.

Este miembro de The Leadings Hotels of the World ofrece piscinas y sauna, actividades como buceo y pesca, y un muelle desde donde parten barcos, helicópteros e hidroaviones. Su propuesta culinaria es un punto fuerte: tiene un total de ocho espacios gastronómicos de excelente nivel aunque, seguramente, lo más destacado sean los kitchen events, cenas íntimas en las cocinas del hotel, junto a los chefs y sus fuegos.

Más cerca de Hamilton, South Molle cuenta con un resort del conjunto conocido como Molle Group. Las montañas verdes y escarpadas, junto al campo de golf son, a primera vista, su distinción especial, reluciendo un court que se rodea de arena blanca y acantilados. Allí la vida es informal, despreocupada y más serena: todo gira alrededor del mar y del sol.

Vecina, Daydream es la que ofrece el ambiente más familiar, ostentando una excelente infraestructura para practicar deportes acuáticos y gozar de una estadía con alternativas que nunca se alejarán mucho más allá del alojamiento. La isla Heron es otra óptima opción, con hospedajes de distintas categorías: se trata de un cayo situado muy cerca de la gran barrera, sobre el trópico de Capricornio.

Dada su privilegiada ubicación, es uno de los pocos que ofrece, en su propia playa privada, sectores que pertenecen a esta maravilla subacuática. Incluso, durante las temporadas de migración, llegan a advertirse ballenas desde la costa. Más alternativas discurren disfrutando de la reserva natural de la isla Brampton, en las vistas que ofrece Hook, cuyas costas son las elegidas por la mayoría de las embarcaciones, o bien en el court de golf de Linderman, la más sureña de las Whitsundays Islands.

Bellezas subacuáticas

Pero, independientemente del sitio en el que se decida pasar las noches, hay dos alternativas para vivir el mundo de coral de una manera diferente. La primera es llegar hasta las bases que se han armado en el centro de estos enclaves naturales. Y aunque es posible alcanzarlos mediante catamaranes, sin duda la vía más excitante es reservar el asiento de la ventanilla de algún hidroavión. Por otro lado, para recorrer el archipiélago, existen los cruceros de la empresa Fantasea, que ofrecen distintos recorridos, con ferries para hasta 100 personas, aunque la mejor opción para embarcarse seguramente sean los veleros de la empresa ProSail, mucho más íntimos (nunca más de 12 personas), donde los pasajeros no están atados a horarios y deciden, junto al capitán, la próxima costa donde amarrar. Por ejemplo, a bordo del velero Ilooka pueden tomarse clases básicas de buceo y disfrutar de la barrera de coral con la compañía de guías exclusivos.

Si el viaje hasta este paraíso se hizo largo y las intenciones de rélax no quieren extenderse más allá del aeropuerto mismo de Hamilton, la villa de esta isla es la opción. Este paraje es el más importante de las Whitsundays y el que cuenta con la mejor infraestructura para recibir visitantes, siendo el Hamilton Island Resort otro de los más importantes íconos del lujo del país. Este tipo de alojamientos (igual que Hayman), muchas veces mencionados y premiados entre los mejores del mundo tanto por su entorno como por los servicios y la gastronomía, han sido abiertos a mediados de la década del ‘90 y mejorados continuamente de acuerdo a las necesidades de la demanda, incluyendo cartas de vino con precios de cuatro cifras, codiciados habanos cubanos, y hasta espacios para reuniones con la máxima tecnología, que miran al mar. Las edificaciones, trazadas con líneas arquitectónicas mediterráneas y colores suaves, están totalmente integradas al paisaje y signadas por la luz natural.

Tan natural, como el mundo de coral que se expande allí nomás.

Shopping

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,300377,500083,5000
DÓLAR BLUE2,6316191,0000195,0000
DÓLAR CDO C/LIQ-5,2124-171,6253
EURO0,059392,642592,6975
REAL0,059013,901313,9061
BITCOIN-0,585912.899,090012.907,1900
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS-0,392231,7500
C.MONEY PRIV 1RA 1D-3,174630,5000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-2,941233,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000034,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)5,618094,0089,00
CUPÓN PBI EN PESOS0,59171,701,69
DISC USD NY0,000061,1061,10
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL1,628051.671,5600
BOVESPA-0,6500101.917,7300
DOW JONES-0,100028.363,6600
S&P 500 INDEX0,34463.453,4900
NASDAQ0,370011.506,0060
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO1,2107399,3123394,5356
TRIGO CHICAGO1,8868233,1388228,8215
MAIZ CHICAGO0,9009165,3477163,8714
SOJA ROSARIO0,0000342,0000342,0000
PETROLEO BRENT-1,813541,690042,4600
PETROLEO WTI-2,313039,700040,6400
ORO-0,01051.900,90001.901,1000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology