Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Alimentos congelados, un menú que consumen cada vez más argentinos

En la actualidad, ocho de cada 10 personas ya los tiene en su dieta. Se consumen casi 2 kilos per cápita por año de productos congelados. Si bien se está lejos de países como Estados Unidos, la tendencia es creciente y se esperan nuevos lanzamientos para el año próximo

Alimentos congelados, un menú que consumen cada vez más argentinos

Aunque poco desarrollado con respecto a otros mercados y en el marco de una caída general en el consumo de alimentos, el segmento de los alimentos congelados espera un despegue y crecimiento para el año próximo. Según la Consultora W, ocho de cada 10 argentinos compran alimentos congelados de forma habitual.

De acuerdo con un análisis realizado por la consultora Kantar Worldpanel, el consumo per capita de la categoría asciende a 1,8 kilos al año. El sector está dominado por las hamburguesas de carne. "Aún es un mercado poco desarrollado en nuestro país en comparación con otros países de Europa y Estados Unidos, en buena medida por los precios y costos asociados a estos productos", afirmó Juan Manuel Primbas, Managing Director Cono Sur de Kantar Worldpanel.

El mercado de congelados está compuesto por hamburguesas de carne, nuggets –infantiles y para adultos–, empanados de pollo, pescados, milanesas de soja, vegetales y papas, más otras comidas congeladas como pizzas y empanadas. Los segmentos con mayor cantidad de adeptos son hamburguesas de carne, vegetales y papas.

Los congelados forman parte de una compra planificada, donde se llevan de 15 a más categorías en promedio, por lo que son adquiridos en hipermercado, supermercado y en el canal discount, principalmente por la oferta de marcas propias para los segmentos nuggets para adultos y vegetales.

Así, congelados es una categoría donde las marcas propias pesan más en comparación con el total canasta. "Sus bajos precios, permitieron acercar la categoría a niveles más bajos que el tradicional alto y medio", explica Primbas. La relación de precios entre una primera marca y una marca propia oscila entre 31% y 59%. Encontrando la mayor diferencia de precios en pescados y la menor en hamburguesas.

El hogar comprador de congelados es de nivel socio económico alto y medio, está compuesto por tres a más integrantes, las amas de casa son de 35 a 64 años y tienen hijos de 6 a 18 años, mayormente viven en la ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires.

"Las tendencias de consumo son cada vez más dinámicas: esto se puede percibir en cómo la gente se conecta con los alimentos, de qué manera se relacionan, la importancia de comer rico y sano, entre otras cosas. No podemos quedarnos estáticos ante este movimiento, debemos innovar constantemente para poder acompañar estas tendencias", explicó Gaston Perez Duran, director de Marketing de BRF Latam, dueña de la marca Sadia.

Entre los productos congelados, hay algunos que registraron caídas durante este año, entre ellos, los nuggets infantiles que son consumidos en menos hogares y con compras más esporádicas. Mientras que otros, como pescados y milanesas de soja, tuvieron a comienzos de año una evolución positiva.

La marca Sadia también se prepara para nuevos desarrollo en alimentos congelados. La compañía cierra el año lanzando una nueva línea de papas fritas, un segmento donde se consumen aproximadamente 60.000 toneladas al año.