Superdotado

Tiene solo 12 años, nació en Argentina y es uno de los chicos "más brillantes del mundo", según EE.UU.

El rosarino Joaquín Tenaglia Canut fue "honrado como uno de los estudiantes más brillantes del mundo" por el Centro Johns Hopkins para Jóvenes Talentosos.

Aunque vive en los Estados Unidos desde los 3 años, sus padres aseguran que habla perfectamente español e "incluso no pronuncia ninguna ese, como rosarino". Se trata de Joaquín Tenaglia Canut, un niño de 12 años que fue "honrado como uno de los estudiantes más brillantes del mundo" por el Centro Johns Hopkins para Jóvenes Talentosos.

El joven tuvo uno de los mejores puntajes en un examen que rindieron 19 mil estudiantes considerados "gifted" -lo que acá sería superdotados- procedentes de 84 países distintos. Entre ellos, menos del 20 por ciento de los candidatos calificaron para tal distinción.

Ahora vive junto a sus padres en Tullahoma, una ciudad pequeña de Tennessee, pero en realidad es oriundo de la ciudad de Rosario. Leandro y Laura, sus padres, se mudaron por una oportunidad laboral y el niño creció en tierras estadounidenses. 

Pero desde que llegaron, comenzaron a notar ciertos comportamientos en su hijo que escapaban de la norma. En diálogo con A Diario, programa que conduce Alberto Lotuf por Radio 2, aseguraron: "Aprendió ingles a los pocos meses de estar acá mirando la televisión. Tenía 3 años y no tenía contacto con nadie, nosotros solo hablábamos español en casa, y en una salida al parque me explicó que las ranas no tienen dientes, le pregunté como sabía y me dijo que aprendió por la tele que solo se habla en inglés. Ahí me di cuenta y le empecé a preguntar y charlamos en inglés".

"La idea fue siempre mantener el español en casa. Es su segundo lenguaje y no pronuncia ninguna ese como buen rosarino ", comentó su madre.

En diálogo con Infobae, Joaquín dijo que aprende fácil. Tan fácil que nunca estudia y lo repite: "Uso esa facilidad para nunca estudiar, nunca. Nunca estudio. Uso ese talento todo lo que puedo para nunca estudiar".

"Es súper sociable, charlatán, inquieto, casi hiperquinético. Para él todos son sus amigos aunque a veces lo tilden de raro", lo describió su madre.

"No me preparo de ningún modo para hacer los test. Solo entro y los hago", asegura. Otra vez en el más alto percentil, fue admitido en otro programa de talentos, el de la Universidad John Hopkins.

La universidad le ofrece a chicos superdotados rendir exámenes de mayor dificultad, contenidos que le tomarían a adolescentes tres años más grandes. En esos tests se volvió a lucir: en 2020 y 2021 obtuvo el High Honors, que solo alcanza el 20 por ciento de los jóvenes "gifted" que rinden. También recibió el Gold Presidential Award for Academic Excellence, que le otorgó el por entonces presidente Donald Trump.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios