Qué es la triquinosis y cómo prevenir la enfermedad

Las personas se contagian consumiendo carne de cerdo, chacinados o embutidos mal cocidos, en especial si son de elaboración casera y no cuentan con el control sanitario adecuado.

El Ministerio de Salud de Mendoza comunicó esta semana que está investigando posibles casos de triquinosis, según reportan medios locales, ya que cuatro personas de la misma familia quedaron internadas en el Hospital Saporiti de Rivadavia.

La triquinosis es una enfermedad producida por un parásito con forma de gusano que se encuentra alojado en los músculos de los cerdos y otros animales salvajes, como el jabalí. Las personas se contagian consumiendo carne de cerdo, chacinados o embutidos mal cocidos, en especial si son de elaboración casera y no cuentan con el control sanitario adecuado.

Las alarmas se encendieron luego de varias denuncias y casos sospechosos que se presentaron en diferentes centros de salud y hospitales de Mendoza. Como síntomas, las personas afectadas por triquinosis pueden presentar fiebre, dolores musculares, diarrea, vómitos, hinchazón de párpados y picazón. Cuanto más temprano se detecte, más rápida y efectiva es la cura.

El Centro Regional Entre Ríos del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) recuerda a los productores y a los consumidores las precauciones que deben tener en cuenta para no contraer la enfermedad y evitar su propagación.

“La triquinosis es producida por un parásito conocido como Trichinella spiralis, el cual no da sintomatología en el cerdo ni altera las características organolépticas de la carne. No existen vacunas ni tratamientos para realizar en el animal vivo, por lo que las medidas de prevención consisten, principalmente, en el manejo e higiene durante el ciclo productivo, la realización de controles luego de la faena, y al momento de la preparación previa al consumo , advierte el organismo.

“Los cerdos pueden contraer la enfermedad cuando son criados o mantenidos en malas condiciones de higiene y alimentados con basura o restos de alimentos que no han sido sometidos al tratamiento térmico necesario para matar al parásito , agrega.

Por ello, a través de su sitio web, el Senasa recuerda a los productores la importancia de “respetar las normas sanitarias establecidas para la tenencia y cría de cerdos, alimentarlos adecuadamente, mantener la higiene, evitar la presencia de basurales cerca del establecimiento y realizar un estricto control de roedores .

Por su parte, desde el Ministerio de Salud recomiendan consumir carne de cerdo y derivados frescos y bien cocidos (es decir, cocinándolos hasta que desaparezca el color rosado); y tener en cuenta que salar o ahumar la carne no es suficiente para matar al parásito.

Asimismo, adquirir los productos derivados, chacinados y embutidos (como jamón, panceta, longaniza, chorizos) solamente en comercios habilitados, verificando en la etiqueta que hayan sido elaborados por empresas autorizadas. En esta línea, recuerda que la venta callejera de estos alimentos está prohibida.

Si bien no hay un tratamiento específico para la triquinosis una vez que las larvas invaden los músculos, ya que los quistes siguen siendo viables durante años, los medicamentos se pueden usar para tratar infección reciente y los analgésicos para ayudar a aliviar el dolor muscular.

Tags relacionados