CONTENIDO ESPECIAL EXTERNO

Las criptomonedas se posicionan como medio de pago del comercio electrónico

Desde la creación de las primeras criptomonedas, su uso se ha ido extendiendo hasta llegar a ser una de las principales formas de inversión de muchas personas alrededor de todo el mundo. Sin embargo, cada vez son más los que las utilizan para realizar compras, participar de juegos de ruleta online o reservar un vuelo. Las criptomonedas se posicionan como medio de pago del comercio electrónico y, a continuación, analizaremos en detalle este fenómeno.

Las criptomonedas como opción de pago

Las criptomonedas han recorrido un largo camino desde su creación. En un principio, se utilizaban únicamente como forma de inversión; hoy, algunos comercios electrónicos ya permiten comercializar con ellas. A pesar de que el uso de las criptodivisas como medio de pago ya sea una realidad en numerosas tiendas, lo cierto es que algunas personas todavía lo ven como algo poco factible.

El principal problema que tienen las criptomonedas es que todavía son relativamente nuevas. Esto quiere decir que muchas personas no entienden su funcionamiento y, por lo tanto, temen operar con ellas. Si bien algunas comprenden que se trata de un activo tecnológico novedoso y seguro, no las conciben como una forma de dinero real. Desde luego, si su uso sigue extendiéndose como lo está haciendo, es más probable que la mayoría de la gente cambie su concepción con respecto a este novedoso método de pago.

La facilidad de usar criptomonedas para hacer pagos

A pesar de que todavía no sean muchas las personas que utilizan las criptomonedas para realizar pagos, lo cierto es que es muy sencillo operar con ellas. Lo primero que hay que comprender es que se trata de dinero digital, tal y como se utiliza, por ejemplo, en una billetera digital. Por lo tanto, puede usarse indistintamente para invertir o para adquirir bienes y servicios.

Por otro lado, su uso es más sencillo de lo que algunas personas creen. Si bien se asocia a las criptomonedas con la complejidad, adquirirlas es fácil. Luego de tenerlas, su utilización también es sencilla, ya solo se tendrá que seleccionar como medio de pago en cualquier plataforma que las admita. De hecho, las criptodivisas se pueden utilizar en compras tan cotidianas como para reservar un vuelo o pedir una pizza por delivery. La única diferencia con el dinero en efectivo es que solo pueden utilizarse en plataformas digitales. Por fortuna, muchos ya se han acostumbrado a ellas, gracias al creciente uso que se les da a las billeteras electrónicas.

Algunas desventajas

Si bien es fácil operar con las criptomonedas, existen algunas desventajas asociadas a su uso. En primer lugar, muchas tienen grandes comisiones, lo que para uso personal o, incluso, para una pequeña empresa podría ser muy negativo. Además, algunas veces, la verificación de la transacción suele tardar más de una hora. Esto quiere decir que no siempre es más conveniente utilizarla para hacer una compra online.

El uso de las criptomonedas como medio de pago se está extendiendo cada vez más. Si bien muchas personas todavía son reacias a utilizarlas, el tiempo demostrará que se trata de dinero virtual como el que puede encontrarse en las billeteras digitales.