“La bohème volvió a escena y colmó las expectativas

Buenos Aires Lírica presenta la segunda ópera de su temporada con una puesta en escena colorida y de calidad que transportará al espectador a la París del siglo XIX.

“La bohème , la ópera de Giacomo Puccini, subió a escena en el Teatro Avenida como parte de la temporada que programó la compañía Buenos Aires Lírica en una representación que colmó las expectativas pese a un difícil inicio de sus protagonistas.

Con dirección musical de Mario Perusso – quien tuvo a su cargo a la Orquesta Académica de Buenos Aires- y puesta en escena de Marcelo Perusso (padre e hijo) “La bohème cuenta la historia de un grupo de artistas que intentan sobrevivir en París a principios del siglo XIX. Mientras se las ingenian para no pasar hambre o disuadir al dueño del lugar de que les cobre la renta surgirá el amor entre Rodolfo (Nazareth Aufe) y una vecina, Mimí (Monserrat Maldonado). Los celos y la enfermedad de ella se interpondrán en el camino de los enamorados.

La puesta en escena colorida y plagada de referencias a la capital francesa -grandes afiches del artista Henri de Toulouse-Lautrec, siluetas de edificios estilo francés- inicia antes de que se corra el telón, con la irrupción sobre la calle, mientras el público ingresa al teatro, de una banda musical. Los guiños a Toulouse-Lautrec continuarán en forma de vestuario a lo largo de la obra.

El primer acto es el de mayor apuesta por parte de Perusso donde juega con los planos simultáneos y Rubén Conde aporta lo suyo con un impecable uso de la luz que gracias al telón traslúcido consigue un efecto velado y nostálgico.

 

El final de la primera parte cuenta con la participación de un coro de adultos y otro de niños, dirigidos por Juan Casasbellas y Rosana Bravo, respectivamente, que aportan calidad y nivel a la presentación en tiempos donde apremian los presupuestos. Se suma al despliegue de vestuario colorido y estridente de Ramiro Sorrequieta que completan el cuadro.

Aufe y Maldonado están acompañados por un elenco donde se destacan las interpretaciones de Ernesto Bauer, en el rol del pintor Marcello, y especialmente la de María Belén Rivarola, en la piel de Musetta, la pareja de este. Mientras los protagonistas necesitaron del primer acto para acomodar sus voces, Bauer y Rivarola tuvieron una buena performance a lo largo de toda la obra.

“La bohème es la ópera que más veces se ha representado en Argentina desde su primera vez, en 1896. Vale la pena volver a verla.

“La bohème volverá a subir a escena el sábado 19 de agosto a las 20 en el Teatro Avenida (Av. de Mayo 1222. CABA).

Tags relacionados