Es uno de los más caros y se lo encuentra en el sur argentino: el pescado por el que se pelean Rusia, EE.UU. y Gran Bretaña

Las tres potencias están a las puertas de un incidente diplomático por la pesca de merluza negra en las Georgias del Sur

Se pesca en cercanías de la Patagonia argentina, cuesta hasta u$s 70 el kilo y está por provocar un incidente diplomático entre Rusia, los Estados Unidos y el Reino Unido. La merluza negra, uno de los pescados más caros del mundo dio origen a un conflicto entre los tres países, que se intensificó cuando Londres concedió licencias para la pesca de esta especie.

Como resultado de esta situación, Estados Unidos podría llegar a prohibir la importación de merluza negra patagónica. Es que las autoridades de ese país consideran que el pescado se captura ilegalmente cerca de la Antártida.

El año pasado Rusia había rechazado los límites de captura de merluza negra propuestos por la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos de 26 miembros. En respuesta, el Reino Unido otorgó licencias a cuatro barcos de bandera británica para pescar esta especie.

Los funcionarios estadounidenses dicen que la medida viola las reglas de la comisión y no permitirá que se importe el pescado. La disputa diplomática se intensificó después de que el Reino Unido emitiera silenciosamente las licencias frente a la costa de Georgia del Sur.

Es la primera vez desde que los gobiernos se unieron hace 40 años para proteger la vida marina cerca del Polo Sur, que la pesca de esta especie se lleva a cabo esta temporada sin ningún límite de captura por parte de la Comisión para la Conservación de Recursos Vivos Marinos Antárticos (Ccamlr). La medida transformó esencialmente de la noche a la mañana una de las zonas pesqueras mejor administradas del mundo en un tramo de océano fuera de la ley del tamaño de Francia, al menos a los ojos de los funcionarios estadounidenses que amenazaron con prohibir las importaciones del Reino Unido desde el área.

Con la disminución de las poblaciones de peces en todo el mundo debido a la sobrepesca, los consumidores exigen una mayor transparencia sobre el origen de los filetes en sus platos. Un elemento central de ese esfuerzo es la gestión pesquera internacional basada en reglas en mar abierto y áreas ambientalmente sensibles como las regiones polares.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios