SALUD

El asado del domingo, en peligro: cuánto aumenta el riesgo cardíaco por cada gramo de carne

Asombrosa conclusión de un estudio que se hizo durante 30 años en más de 1,4 millones de personas. La carne roja y los fiambres, en la mira de los médicos. Y el consumo de asado per cápita semanal duplica el recomendado por la OMS.

Cada gramo de carne vacuna que se come aumenta el riesgo de sufrir una enfermedad coronaria. Es la conclusión del nuevo estudio publicado en la revista Critical Reviews in Food Science and Nutrition, que reúne los análisis realizados a lo largo de 30 años en más de 1,4 millones de personas.

El bodegón que pasó de 'hermano menor' a competencia de Don Julio Parrilla

La principal conclusión es que la carne vacuna, de cordero, de cerdo y todos los productos cárnicos procesados derivados (embutidos y fiambres) son un factor clave para desarrollar y agravar una enfermedad coronaria, el principal factor de muerte y discapacidad en el mundo.

Estas afecciones se generan cuando se acumulan placas en forma de depósitos grasos de colesterol en las paredes de las arterias que llevan sangre al corazón, taponándolas y obstruyendo su capacidad de suministrar suficiente sangre portadora de oxígeno.

El colesterol suele abundar en las grasas de origen animal. Por eso, el nuevo estudio asegura que cada gramo de carne roja aumenta la probabilidad de sufrir una enfermedad coronaria.

Escapada al campo: 5 pulperías y almacenes de ramos generales cerca de Buenos Aires para visitar este finde

¿Cuáles son los números preocupantes para los fanáticos del asado dominguero argentino? Por cada 50 gramos de carne roja consumida, el riesgo de sufrir una enfermedad coronaria aumenta 9%.

Mientras que en la Argentina se consumen poco menos de 100 kilos de carne de vaca, pollo y cerdo per cápita por año según un relevamiento de la consultora Ecolatina en 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda comer 500 gramos semanales de carne roja, es decir, 24 kilos al año. Es un valor que el argentino promedio supera por casi el doble, al consumir un promedio de 49,7 kilos por semana únicamente de carne vacuna.

Por cada 50 gramos de carne roja consumida, el riesgo de sufrir una enfermedad coronaria aumenta un 9%

Es evidente que en Argentina se consume mucha más carne de la recomendada anualmente. Y tiene correlación con el alto porcentaje de muertes relacionadas a enfermedades cardiovasculares en el país. Con un 28,5% de incidencia, están en el primer puesto de las causas de fallecimiento en la Argentina, según relevamiento oficial más reciente disponible, que data de 2017.

Este sándwich fue votado por los turistas como la mejor comida argentina después del asado

Fiambres y embutidos: alerta roja

De todos modos, el verdadero enemigo del hombre son las carnes procesadas. Se trata de "cualquier tipo de carne que ha sido transformada con salazón, curado, fermentación, ahumado u otros procesos para mejorar el sabor y preservar el alimento" según la OMS. Ese 'eje del mal' incluye los fiambres de origen animal como el jamón, el salame o la panceta, pero también a las salchichas.

Consumir 50 gramos incrementa en un 18% tanto el riesgo de sufrir enfermedades coronarias como de cáncer de colon. Así lo revela un estudio realizado por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, según sus siglas en inglés) y difundido por la OMS, organismo que posicionó a las carnes procesadas en el "Grupo 1 - cancerígeno para humanos" ya que existen "pruebas suficientes de estudios epidemiológicos de que comer carne procesada causa cáncer colorrectal".

Aunque este 'grupo de la muerte' incluye también el tabaco, el alcohol y el plutonio, que las carnes procesadas se encuentren en esta categoría no significa que sean igual de peligrosas, sino que hay pruebas suficientes para comprobar su relación con el desarrollo de un cáncer a futuro.

Consumir 50 gramos de carnes procesadas incrementa en un 18% tanto el riesgo de sufrir enfermedades coronarias como el de atravesar un cáncer de colon

Tal como indica la OMS, las estimaciones más recientes del Global Burden of Disease Project indican que unas 34.000 muertes por cáncer anuales en todo el mundo pueden atribuirse al consumo de carnes procesadas.

Respecto a las carnes rojas, aunque aún no se ha confirmado si pueden resultar cancerígenas, se estima que si se demostrara, las dietas altas en carnes rojas podrían ser la fuente de unas 50.000 muertes anuales por cáncer en todo el mundo.

Para ilustrar: se sabe que el cáncer causado por el tabaco mata alrededor de 1 millón de personas por año en todo el mundo, el consumo de alcohol mata a 600.000 individuos y más de 200.000 mueren por un cáncer relacionado a la contaminación del aire.

qué pasa con las carnes blancas

El estudio realizado por la especialista de Oxford, Anika Knüppel, destaca que no se llegó a una relación entre el consumo de carne de aves de corral y un mayor riesgo de desarrollar enfermedades coronarias a futuro.

Esto se debe a que el pollo y el pavo son magros: su carne no contiene la grasa saturada de las rojas ni los altos niveles de sodio de los fiambres.

En conclusión, estos datos no indican que las carnes rojas deban eliminarse por completo de la dieta, pero sí invitan a mantener porcentajes de consumo más cercanos a los indicados por la OMS, comprendiendo la necesidad de una dieta variada.

Tags relacionados

Comentarios

  • DNO

    Diego Navarro Ocampo

    26/07/21

    Mucha sanata y alarmismo con la alimentacion. Como decia mi abuelo: hace y come de todo, pero poco.

    0
    0
    Responder
  • HOR

    Hector Osvaldo Riera

    26/07/21

    Conoci a mucha gente carnivora que fue muy sana y partio tarde,asi que es relativo .
    Conviene hacer y estoy de acuerdo comer equilibrado.

    1
    0
    Responder
  • JPB

    Juan Pablo Bosio

    24/07/21

    si son las grasas las que producen el colesterol que tapan las venas, quiere decir que si como carne roja magra no tendría que haber problema? parece bastante tendensioso el artículo, más teniendo en cuenta que la OMS es una organización casi criminal que está a la merced de los estados.

    2
    0
    Responder