Jeanine Áñez

Detuvieron a la expresidente interina de Bolivia, acusada de haber dado un golpe de Estado a Evo Morales

La mujer fue aprehendida esta madrugada en su domicilio en la localidad de Trinidad y trasladada a La Paz, ciudad donde un fiscal pidió su arresto junto al de varios de sus colaboradores políticos y militares

La expresidenta de facto de Bolivia Jeanine Áñez fue detenida en las últimas horas en relación a la destitución a Evo Morales en 2019.

La mujer fue aprehendida esta madrugada en su domicilio en la localidad de Trinidad y trasladada a La Paz, ciudad donde un fiscal pidió su arresto junto al de varios de sus colaboradores políticos y militares. La televisión boliviana mostró a Áñez llegando al aeropuerto de El Alto, de la capital, momento en que tildó de "ilegal" su detención en respuesta a preguntas de la prensa.

Junto a ella, que no estaba esposada, estaban el actual ministro del Gobierno (Interior), Carlos Eduardo del Castillo, y varios policías. "Informo al pueblo boliviano que la señora Jeanine Áñez ya fue aprehendida y en este momento se encuentra en manos de la policía", anunció Del Castillo en sus cuentas de Twitter y Facebook, y felicitó a las fuerzas del orden por su "gran trabajo en esta gran e histórica tarea de dar justicia al pueblo boliviano". "La Policía boliviana ha cumplido con una orden de aprehensión por el caso de Golpe de Estado, por delito de sedición, conspiración y otros, en un proceso, y lo digo así muy claro, que ha seguido todo su curso. Serán las autoridades judiciales las que determinen la situación jurídica de las personas aprehendidas", afirmó el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, en rueda de prensa recogida por el diario boliviano ‘La Razón'.

La ex dirigente denunció públicamente "un acto de abuso y persecución política". El Gobierno "me acusa de haber participado en un golpe de Estado que nunca ocurrió", añadió Áñez.

La orden de la fiscalía partió de una denuncia presentada en diciembre pasado por Lidia Patty, exlegisladora del gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS, izquierda), de Morales, precisó la agencia de noticias AFP.

Mientras tanto, los exministros de Justicia Álvaro Coimbra, y Energías Rodrigo Guzmán, también detenidos por este caso, fueron trasladados desde la Fiscalía a celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen. Se desconoce el paradero de otro acusado, el exministro de Presidencia Yerko Núñez. A su vez, los exministros de Defensa Luis Fernándo López, y Gobierno, Arturo Murillo, también imputados, han sido declarado prófugos tras huir a Estados Unidos.

Todos los acusados están relacionados con delitos de terrorismo, sedición y conspiración, por su posible participación durante las violentas revueltas entre el 1 de septiembre de 2019 y el 31 de diciembre de ese mismo año, que concluyeron con la renuncia de Evo Morales.



Tags relacionados

Compartí tus comentarios