Coronavirus: Tierra del Fuego aprobó un protocolo para la atención de personas con discapacidad

Con motivo de la pandemia del COVID-19 y la preocupación de cómo debe atenderse a las personas con distintas discapacidades, un grupo de profesionales de Tierra del Fuego desarrolló un protocolo de trabajo para la “Atención de Personas con Discapacidad y COVID-19", con la colaboración de la Secretaría de Atención a Personas con Discapacidad y Adulto Mayor y el Ministerio de Salud de la provincia.

El documento fue elaborado por un Comité Técnico conformado ad hoc integrado por varios profesionales de Tierra del Fuego, guiados desde Buenos Aires por la doctora María Fernanda Espinosa, psiquiatra infantojuvenil y magíster en neurodesarrollo y trastorno de espectro autista (TEA).

También participaron en la elaboración del Protocolo las licenciadas Verónica Facio (musicoterapeuta y neuromusicoterapia); Yanina Lucia Ulloa (psicóloga) y Analía Gyorfi (terapeuta ocupacional y especialista en integración sensorial y desarrollo psíquico), asesoradas por profesionales de España y EE.UU. y el comité epidemiológico de la provincia.

El protocolo está adaptado para:

  • el 107,
  • casos sospechosos de COVID-19 con internación domiciliaria,
  • casos confirmados de COVID-19 con internación domiciliaria,
  • traslado de pacientes con COVID-19 sospechosos o confirmados al hospital,
  • atención en la guardia del hospital de casos sospechosos o confirmados
  • e internación en el hospital.

Todo esto adaptado a pacientes con diferentes discapacidades: motoras, neurosensoriales, trastornos de neurodesarrollos, deficiencia mental, avalado por el Ministerio de Salud y la Secretaría de Discapacidad y de Adultos Mayores de la Pcia. de Tierra del Fuego junto con el comité epidemiológico.

Uno de los fines que posee este protocolo es que su aplicación sea en beneficio de todos los actores en juego, pero fundamentalmente a las personas con discapacidad y que se garantice con ello las redes de apoyo necesarias para su tratamiento y contención, logrando la estabilidad física y emocional de estas personas, intentando transmitirles con estas herramientas previsibilidad y contención, y evitar situaciones de alto impacto emocional y de mucha angustia.

Es un protocolo que se va a presentar a la Nación, para ver su adaptación a las distintas provincias con el aval del comité epidemiológico de cada una, ya que este protocolo de discapacidad COVID-19 está adaptado al que usan con personas que no tienen discapacidad utilizando un sistema de comunicación alternativa. Esto sirve para pacientes sordomudos, trastornos de neurodesarrollo y personas que no tienen una comunicación verbal.

Tags relacionados