Quema de residuos: 60.000 puestos de trabajo, en peligro

En la Ciudad de Buenos Aires, hay 12 cooperativas que encontraron empleo en el circuito de reciclado de residuos, una lógica que podría cambiar de habilitarse la incineración.

En el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), se estima que hay entre 60.000 y 70.000 recolectores urbanos. Ellos encontraron en el reciclado una oportunidad. Y, ante la posibilidad de que se modifique la Ley de Basura Cero y se retome la incineración, podrían verse perjudicados por la pérdida de fuentes de trabajo.

“La lógica de los últimos años fue generar espacios de reciclado con inclusión. Se venía formalizando el trabajo de los cartoneros en los municipios. En la Ciudad, hay 12 cooperativas, en proceso de ir mejorando las condiciones de trabajo. Con los cambios que quiere hacer el Gobierno, vemos que se transformaría la lógica de gestión de la basura , señala Manuel Mateu, ingeniero y asistente de la Federación Argentina de Cartoneros, Carreros y Recicladores.

Solo la instalación de una planta de incineración equivale a 10 años del presupuesto de reciclado de la Ciudad. Esta medida desincentivaría el reciclado que cuida el medioambiente, ahorra energía y da trabajo a más de 6.000 recicladores en la Ciudad de Buenos Aires.

“La incineración compite directamente con el reciclado. En términos energéticos, la medida que se quiere tomar es negativa. Por ejemplo: para fabricar botellas, las empresas van a tener que pasar otra vez por toda la cadena de producción, se pierde la materia prima. Por otro lado, las cámaras de recicladoras necesitan el material. Tienen capacidad ociosa para seguir produciendo , comenta Mateu, para quien la solución debería ser fortalecer los sistemas de reciclado.

El ingeniero dice: “La Ciudad de Buenos Aires tiene capacidad para procesar el 5% de la basura, es decir, el 20% de los reciclables. Estamos hablando de 180 toneladas. Hay material que se recicla fuera de las cooperativas porque los cartoneros lo llevan a los barrios. No hay suficiente inversión en el sistema. Con el 5% del presupuesto que se necesita para un incinerador construimos 40 plantas de reciclaje que permitirían procesar 2000 toneladas por día. El problema no es la Ley de Basura Cero, sino que no se implementaron las políticas públicas suficientes para poner en marcha el sistema de reciclado que tenga la capacidad de procesamiento para toda la Ciudad. Hay en marcha dos plantas más, pero todavía no están construidas. Desde hace años que las prometen. Desde el Gobierno, pretenden hacer una gran inversión sin haber resuelto el problema del reciclado .

De acuerdo al ingeniero, si se aprueba este proyecto, se estaría cambiando el destino de los fondos. “Obviamente, las políticas de reciclado van a mermar. Hay miles de cartoneros que viven del material. Si el mismo es consumido por el incinerador, se pierde el insumo de esta fuente de trabajo , enfatiza. Y opina, en relación a la potencial localización de los incineradores –de lo cual aún no hay información–: “No creo que el Gobierno esté pensando en habilitar la tecnología sin pensar donde la va a poner. Suponemos que será en zona sur .

Tags relacionados
Noticias del día