La culpa no es del chancho: tiraron un cerdo desde un helicóptero a la pileta de un empresario textil

Federico Álvarez Castillo, dueño de "Etiqueta Negra", dijo luego que fue una "una broma de mal gusto". 

No fue un en recital de Pink Floyd, sino en la casa de verano de Federico Álvarez Castillo, el dueño de la exclusiva marca "Etiqueta Negra". El "chancho volador" que terminó en la pileta del empresario, fue arrojado desde un helicóptero.

Rapidamente en redes estallaron las críticas por la repudiable actitud Álvarez Castillo salió por twitter a decir que el y su familia habia sido "victima de una broma de muy mal gusto". 

"Quiero repudiar este hecho de vandalismo del cual fuimos víctimas mi familia y yo. Nos encontrábamos destro del hogar cuando sentimos un fuerte ruido en el jardín; al salir percibimos el acto aberrante que nos llevó a un gran desconcierto por la broma de muy mal gusto", afirmó Álvarez Castillo.

Todo la escena dantesca fue captada por un video desde la misma casa y luego se viralizó.

Tags relacionados