Hay agua en la Luna: dos estudios confirman la antigua teoría

Múltiples hipótesis se actualizan ahora: una presencia relativamente abundante de agua en la Luna podría ser clave para futuras misiones robóticas y de astronautas, que busquen extraer y usar agua para volverla apta para su consumo o como ingrediente de combustible.

Hay agua en la superficie de la Luna y el hielo puede estar extendido en sus muchas sombras, según un par de estudios publicados hoy en la revista Nature Astronomy. La investigación confirma las antiguas teorías sobre la existencia de agua en la Luna que podrían algún día permitir a los astronautas vivir allí durante largos períodos, amplía el Washington Post.

Un equipo científico encontró el signo revelador de las moléculas de agua, tal vez unidas en un vidrio, en una región iluminada por el sol. Otro grupo estimó la prevalencia generalizada de minúsculas marcas de viruela en el paisaje lunar, posible refugio para el hielo de agua en un área de 38.850 kilómetros cuadrados.

Sonda china Chang'e-4 - Xinhua

El agua de la Luna ha sido considerada como un recurso potencial por la NASA, que creó un programa llamado Artemis en 2019 para enviar astronautas estadounidenses a la luna en esta década. Lanzar agua al espacio cuesta miles de dólares por litro. Los futuros exploradores podrían usar el agua lunar no sólo para saciar su propia sed, sino para reabastecer sus cohetes, añadió el diario.

Y aunque la luna carece de las masas de agua líquida características de la Tierra, científicos dijeron que el agua lunar es más común de lo que se pensaba, ya que hay moléculas atrapadas dentro de granos de mineral en la superficie y posiblemente hay placas de hielo en su lado oscuro.

Y aunque hace 11 años, otros estudios indicaron que el agua en pequeñas cantidades era relativamente común en la Luna, pero ahora, un equipo de científicos reporta la primera detección inequívoca de moléculas de agua en la superficie.

Un equipo dirigido por Casey Honniball, del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Maryland, detectó agua molecular en la superficie lunar, atrapada dentro de vidrios naturales o entre granos de escombros. Las observaciones previas eran ambiguas sobre si se trataba de agua o de hidroxilo, pero la nueva forma de detección utilizó un método que arrojó hallazgos inequívocos, añadió Reuters.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios