El transporte y el tránsito en Buenos Aires vuelven a normalizarse tras el G20

Los servicios ferroviarios y de subterráneo volvieron a funcionar y las líneas de colectivos que debieron alterar sus recorridos por los cortes de calle retomaron ya sus itinerarios habituales.

La ciudad de Buenos Aires recuperaba esta mañana su vida habitual luego de las agitadas jornadas de calles valladas, zonas de exclusión y limitaciones en los servicios de transporte que acompañaron la realización de la cumbre de líderes del G20.

Además, con la partida de la mayoría de las delegaciones desaparecieron los móviles y efectivos de fuerzas de seguridad que abundaron por las calles mientras duró el encuentro. De acuerdo con lo previsto, los servicios ferroviarios y de subterráneo volvieron a funcionar -con el organigrama característico de los días domingo- a excepción de la línea Mitre, que recién volver a la actividad mañana.

La mayoría de los vallados fueron corridos para permitir ya sí el libre paso de los vehículos por zonas que habían estado vedadas como mínimo en las 48 horas precedentes. Sin embargo, algunos cortes de calles se mantenían esta mañana, como el establecido desde el jueves en el perímetro circundante al hotel Intercontinental, donde se alojó el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

Las líneas de colectivos que debieron alterar sus recorridos por los cortes de calle retomaron hoy sus itinerarios habituales, aunque al menos en las primeras horas de la soleada mañana se observaban muy pocos pasajeros.

Los aeropuertos volvieron a funcionar, aunque en algunos casos se preveían demoras en los primeros vuelos. La terminal de ómnibus de Retiro, cerrada durante el tiempo que duró la cumbre, volverá a funcionar por la tarde.

Tags relacionados