EE.UU., a punto de dar luz verde al consumo de animales clonados

Según el diario Washington Post, Argentina se sumaría en breve a los países que obtendrán carne de animales creados en laboratorio.

La administración de George W. Bush anunciaría la semana próxima, que autorizará la venta para el consumo de carne y leche obtenidas de animales clonados, afirmó hoy el diario The Washington Post.

El diario citó a "fuentes en contacto con la Dirección de Alimentos y Medicamentos" (FDA, por su sigla en inglés), pero no identificó a sus informantes.

"La decisión constituiría un notable acto de desafío al Congreso, que el mes pasado aprobó leyes de asignaciones de fondos que recomiendan que tal autorización se postergue a la espera de más estudios", indicó el diario.

Carol Tucker Foreman, de la Federación de Consumidores de EE.UU., dijo que "la FDA ha ido de rodillas a pedir más dinero al Congreso, pero no tiene problemas en burlarse de la ley de asignaciones".

El mismo presidente George W. Bush "ha firmado esa ley y está promulgada, pero (la FDA) actúa como si no existiese", añadió Tucker.

Las autoridades de Australia y Nueva Zelanda han divulgado informes en los que se establece que la carne y la leche obtenida de animales clonados son aptas para el consumo humano.

Según el diario, los gobiernos de Argentina y Canadá pronto darán informes similares. En Europa ha habido más resistencia de los consumidores a todo lo vinculado con la biotecnología agropecuaria, pero se espera que la agencia de la Unión Europea (UE) responsable por la salud alimenticia también avale la aptitud de la carne y la leche de animales clonados para consumo humano.

La portavoz de la FDA, Julie Zawisza, dijo al rotativo que esa agencia ha recibido unos 30.500 comentarios de los consumidores a su evaluación inicial de riesgos, divulgada en diciembre de 2006. Maragert Mellon, de un grupo llamado Union of Concerned Scientists, dijo que leyó esa evaluación inicial y la encontró "abundante en presunciones y escasa en datos, y especialmente escasa en datos que son relevantes, directamente con la aptitud de la comida para el consumo".

Algunos grupos de consumidores han pedido que los productos animales obtenidos de ejemplares clonados se pongan a la venta con etiquetas que adviertan al comprador sobre el origen de ese alimento.

La FDA ha respondido que, dado que en su opinión no hay motivos para preocuparse por la aptitud de esos alimentos para el consumo humano, no exigirá que haya tales etiquetas.

El mes pasado dos de las mayores firmas agropecuarias que hacen clonación en EE.UU., ViaGen y Trans Ova Genetics, anunciaron que voluntariamente registrarán y segregarán los productos de animales clonados y los productos obtenidos mediante procesos tradicionales.

Noticias del día