Cuáles son los síntomas del coronavirus

Según detalla la Organización Mundial de la Salud (OMS) si se tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, hay que solicitar atención médica a tiempo.

El coronavirus ya se cobró miles de vidas y afecta a personas en todo el mundo. El virus que tuvo su origen en China, traspasó las fronteras y actualmente ya hay casos registrados  en Europa,  América del Norte y América del Sur. Debido a esta situación, es sumamente importante conocer cuáles son los síntomas para poder reaccionar a tiempo, ser tratado de manera adecuada  y avitar así que continúe propagándose la enfermedad.  

Según detalla la Organización Mundial de la Salud (OMS) si se tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, hay que solicitar atención médica a tiempo. Indicar a su prestador de atención de salud si ha viajado a una zona de China en la que se haya notificado la presencia del 2019-nCoV, o si ha tenido un contacto cercano con alguien que haya viajado desde China y tenga síntomas respiratorios.

¿Por qué? Siempre que tenga fiebre, tos y dificultad para respirar, es importante que busque atención médica de inmediato, ya que dichos síntomas pueden deberse a una infección respiratoria o a otra afección grave. Los síntomas respiratorios con fiebre pueden tener diversas causas, y dependiendo de sus antecedentes de viajes y circunstancias personales, el 2019-nCoV podría ser una de ellas.

Si se tiene síntomas respiratorios leves y no se tiene antecedentes de viajes a China o dentro de dicho país, practique cuidadosamente una higiene respiratoria y de manos básica y quédese en casa hasta que se recupere, si es posible.

Como precaución general, adoptar medidas generales de higiene cuando se visite mercados de animales vivos, mercados de productos frescos o mercados de productos animales

Lávarse periódicamente las manos con jabón y agua potable después de tocar animales y productos animales; evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca con las manos, y evitar el contacto con animales enfermos o productos animales en mal estado. Evitar estrictamente todo contacto con otros animales en el mercado (por ejemplo, gatos y perros callejeros, roedores, aves, murciélagos). Evitar el contacto con desechos o fluidos de animales posiblemente contaminados que se encuentren en el suelo o en estructuras de tiendas y mercados.

Evitar el consumo de productos animales crudos o poco cocinados.

Manipular la carne cruda, la leche y los órganos de animales con cuidado, a fin de evitar la contaminación cruzada con alimentos crudos, con arreglo a las buenas prácticas sobre inocuidad de los alimentos.

Tags relacionados