EL COMBINADO DIRIGIDO POR ALEJANDRO SABELLA LE GANÓ A HOLANDA POR PENALES

Después de 24 años, Argentina vuelve a la final de un Mundial

Con una sobresaliente actuación del arquero Sergio Chiquito Romero, que contuvo dos disparos desde los doce pasos, y un partido increíble de Javier Mascherano, la selección nacional jugará su tercera final contra Alemania y la quinta de su historia

Argentina, con una notable actuación de su arquero Sergio Romero en la definición con remates desde el punto penal, en la que contuvo dos, le ganó a Holanda por 4-2, tras igualar 0-0 en los 120 minutos previos, y jugará la final del Mundial Brasil 2014 contra Alemania el domingo desde las 16 horas en el estadio Maracaná de Río de Janeiro.

Chiquito Romero, quien nació hace 27 años en la localidad misionera de Bernardo de Irigoyen, se hizo enorme y le atajó los tiros a Ron Vlaar y Wesley Sneijder, y Lionel Messi, Ezequiel Garay, Sergio Agüero y Maximiliano Rodríguez convirtieron los suyos, desatando el delirio de los 30 mil argentinos que le dieron un marco imponente al Arena Corinthians de San Pablo, donde se desató la pica habitual en las tribunas con los brasileños, aunque esta vez casi no mostraron sus casacas amarillas.

Los simpatizantes de Lionel Messi y compañía celebraron eufóricamente hasta mucho después del partido.

Pero antes, tuvieron tiempo de gozar desde temprano con todo tipo de canciones a sus eternos rivales futbolísticos por el 1-7 que sufrieron ante los teutones y que les impidió llegar a la final.

"Olé, olé, olé, olé, olá, del 7-1 no se olvidan nunca más", "Ahí están, ahí están, los que perdieron 7-1 de local" y "Oh, se comieron siete, les rompieron, el oj...", entonaron los hinchas argentinos, que contaron también en voz alta del 1 al 7, acompañando cada número levantando un brazo.

Así, el equipo que dirige Alejandro Sabella, jugará su quinta final en la historia de los Mundiales y tercera consecutiva con Alemania, rival al que le ganó la primera en México 1986 y perdió la siguiente en Italia 1990.

En el balance general, el equipo albiceleste se consagró en dos instancias decisivas y cayó en las restantes.

Argentina jugó la final del primer Mundial Uruguay 1930 y la perdió por 4-2 con el equipo local en Montevideo.

Pasaron 48 años para jugar la segunda instancia decisiva, que representó el primer título en el Mundial organizado en el país en 1978. La selección de César Luis Menotti le ganó entonces a Holanda por 3-1 en tiempo suplementario (1-1).

La tercera e inolvidable final, que derivó en la segunda estrella, ocurrió en México 86 frente a Alemania y fue 3-2.

En la edición siguiente de Italia 90, los alemanes se cobraron revancha y vencieron por 1-0, con polémico penal.

Tags relacionados
Noticias del día