Otro problema para el Mundial: uno de los estadios, amenazado por un fuerte temporal

Al menos nueve personas murieron y cientos debieron ser evacuadas a raíz de las lluvias que azotan el estado brasileño de Paraná, cuya capital provincial, Curitiba, será sede de cuatro partidos durante la Copa del Mundo.

Al menos nueve personas murieron a consecuencia de un temporal en el estado brasileño de Paraná (sur), cuya capital Curitiba es una de las sedes del Mundial. Aunque el estadio Arena da Baixada está al menos a unos 300 km de los incidentes, el centro de la capital está comprometida por las inundaciones y llegar al predio es una tarea dificultosa.

En Curitiba, además se encuentra, el lugar de concentración de la selección de España, que aterrizó este ayer en la ciudad.

"La información oficial que tenemos hasta el momento por parte de Defensa Civil es de 9 personas muertas", dijo a las agencias de noticias una portavoz del gobierno de Paraná, mientras que unos 48.000 habitantes han sido afectados, principalmente de la zona central del estado.

El gobernador de Paraná, Beto Richa, informó que son unos 70 los municipios afectados y que liberarán recursos para ir en su ayuda. "Vamos a decretar estado de emergencia en las ciudades afectadas", sostuvo en conferencia de prensa.

Algunas carreteras del estado quedaron interrumpidas, y las autoridades y Defensa Civil trabajaban para liberarlas. Se espera que las fuertes lluvias se extiendan al menos hasta el lunes.

El estadio Arena da Baixada, con capacidad para 43.000 personas y al que aún le faltan ajustes, recibirá su primer juego mundialista el 16 de junio entre Nigeria e Irán, además de España-Australia, el 23 de junio, entre otros.

Tags relacionados
Noticias del día